Sapag lo intentó en Neuquén con el “supercrédito”



En 1997 el Estado de Neuquén mantenía una deuda de 308.000.000 de pesos. Felipe Sapag, que gobernaba por quinta vez la provincia, intentó vender por anticipado regalías de petróleo cobradas en especie a cambio de un “supercrédito” de 300.000.000 de dólares, con una tasa del 8% anual. La idea era reconvertir la deuda bancaria, pero la Justicia declaró inconstitucional la ley.

A diferencia del negocio que realizó Río Negro, el de Sapag tenía pautas claras y desde lo judicial sólo fue objetada, en el fondo, por la falta de licitación.

Se había pactado con una reconocida empresa comercializadora llamada Glencore y un banco francés, el Credit Agricole, la entrega a cambio de esos 300.000.000 de dólares de regalías cobradas en barriles de petróleo hasta alcanzar la suma prestada más 86.000.000 de dólares.

La oposición puso el grito en el cielo cuando “Río Negro” dio a conocer la operación.

En diciembre de 1997 el felipismo y sus socios del peronismo aprobaron la ley con la formación de una mayoría ilegal puesto que en la misma sesión debía cubrirse una banca vacante del Frepaso y la asunción del nuevo diputado recién se permitió tras sancionar el “supercrédito”. La maniobra fue denunciada por la UCR y el Frepaso ante el TSJ, que suspendió provisoriamente la vigencia de la ley y en abril de 1999 la declaró inconstitucional, con el argumento de que no se había llamado a licitación, como manda la Constitución.

foto: Eduardo Mendl era el apoderado de Energy Risk Management.


Comentarios


Sapag lo intentó en Neuquén con el "supercrédito"