Saviola fue el chico diez

El delantero volvió loca a la defensa de Independiente. Le marcó dos goles y provocó constante peligro sobre el arco.



Una vez más, el endemoniado Javier Saviola y el ahora conductor Ariel Ortega se convirtieron en artífices de otra victoria clásica y resonante de Ríver anoche sobre Independiente en el estadio “Monumental”.

Esta es la actuación individual de Ríver:

Franco Costanzo (6): sacó tres pelotas muy buenas, pero dejó algunas dudas en el juego aéreo y sus saques fueron casi todos a la deriva.

Hernán Díaz (5): alternó buenas con malas. El ingreso de Prieto lo complicó, pero nunca bajó los brazos y peleó hasta el final.

Celso Ayala (6): impasable de arriba y correcto de abajo. Además en cada centro sobre el área de Independiente el gol estuvo latente.

Yepes (6): su primer cuarto de hora fue decididamente malo. No encontró nunca la marca y menos proyección Pero se fue asentando hasta transformarse en un puntal defensivo, especialmente en el segundo tiempo donde frenó varios ataques con su estilo tiempista que tanto lo caracteriza.

Gandolfi (5): entró a último momento por Sarabia y cumplió, nada más. Se espera mucho de este chico, pero ayer no encontró el ritmo del partido. De igual manera Gallego lo tiene entre sus favoritos.

Eduardo Coudet (6): estuvo muy bien en el gol del empate habilitando a Javier Saviola. Luchó mucho en sus movimientos en todo el frente de ataque, pero jugó poco colectivamente y por momentos abusó de la individualidad.

Pereyra (5): nada que ver con Astrada, pero se las arregló con su gran despliegue. Es un jugador con mucho temple y sólo le falta continuidad.

Zapata (4): se cansó rápido y por su lado le entraron mucho. Fue sustituído, tarde, por Damián Alvarez. Nunca pudo encontrar el carril que más le convenía y muchas veces perdió pelotas muy fáciles y habilitó mal a sus compañeros.

Ariel Ortega (8): un lujo. Cada vez más jugador de toda la cancha. Gracias a eso, Ríver cada vez siente menos al sensacional Aimar, lo que no es poco. Ayer se cansó de hacer lujos y llevar peligro al arco de Independiente, sólo le faltó más tranquilidad para llegar al gol.

Javier Saviola (10): dos goles, asistencia en otro, desequilibrio constante. Enloqueció a toda la defensa “roja”. Pasa por un momento excepcional. Ayer se mostró claro y contundente y por momentos llevó al equipo a atacar siempre.

Cardetti (6): cumplió con su habitual cuota de gol, pero se agotó antes de lo previsto.

Alvarez (5): debió hacer algo más, considerando que estaba fresco y su rival jugado en ofensiva.


Comentarios


Saviola fue el chico diez