Scalesi le pidió a los 'rebeldes' respeto a la organización gremial

El secretario general de UPCN se reunió con los delegados que reclamaron por los sueldos en forma aislada



CIPOLLETTI-VIEDMA (AC y AV).- El secretario general de UPCN, Juan Carlos Scalesi, juntamente con otros miembros de conducción, se reunió con delegados “rebeldes” de su sindicato, todos del hospital cipoleño, y les pidió “respeto con la organización y lealtad con el gremio”.

Los delegados cipoleños Jorge Chandía y Raquel Uribe, con apoyo de varias firmas, habían elevado un petitorio, y lo entregaron paralelamente a la prensa, solicitando que Scalesi gestione ante el gobierno de Miguel Saiz que el salario mínimo vital y móvil de los trabajadores no profesionales del gremio sea llevado a 450 pesos.

De acuerdo con un acta que firmaron Scalesi, otros integrantes de la conducción de UPCN, Chandía y Uribe, el secretario general, en la reunión realizada en Viedma, señaló los logros del nuevo escalafón y estatuto, el saldo de la deuda que el estado mantenía con los empleados, la solicitud de un aumento salarial del 38 por ciento y el trabajo sobre el presupuesto provincial para el 2005.

También estuvo en el encuentro el representante de UPCN en Cipolletti, Miguel Lacalle, quien destacó que no se puede asumir decisiones en función de una asamblea con poca gente, dado que en la realizada en esta ciudad, que avaló la postura de Chandía, Uribe y los suyos, faltaban al menos 250 afiliados que no participaron.

No obstante, Chandía y Uribe dijeron que la misma inquietud que expresaron ellos en el petitorio se refleja en otros hospitales, de las que también participó gente de ATE y precisaron que se hace necesario un incremento porque la situación se deterioró desde que se terminó la paridad dólar-peso.

Cuando se analizó puntualmente la cuestión del petitorio, y de la asamblea posterior de Cipolletti, la gente de la conducción de UPCN enfatizó que las actuaciones por fuera de la organicidad “perjudican al gremio porque lo hacen aparecer como una organización dividida. Y eso le viene bien al gobierno”.

En un momento dado tomó parte de esta reunión el secretario de la Función Pública, Carlos Oliva, para recibir las inquietudes de los cipoleños. Les dijo que habrá una modificación del básico salarial de los trabajadores a partir del primero de enero del 2005.


Comentarios


Scalesi le pidió a los 'rebeldes' respeto a la organización gremial