Schröder dijo que el FMI tendrá que acelerar ayuda a la Argentina

Pero se mostró contrario al apoyo bilateral.

El Jefe de Estado alemán, Gerhard Schröder, cumplió ayer su primera visita al país en la que propuso que, "paso a paso", la ayuda financiera del FMI sea simultánea a la aplicación del plan económico argentino y condicionó el aumento y mantenimiento de las inversiones germanas a "que no se produzcan medidas proteccionistas".

"Creo que lo que se debería hacer es empezar realizando las medidas iniciadas paso a paso y prestar al mismo tiempo este apoyo y la asistencia también paso a paso", consideró Schröder al referirse a la ayuda financiera que requiere el gobierno de Duhalde para salir de la crisis.

El mandatario alemán consideró necesario "evitar que se produzca un círculo vicioso" en el que el FMI pida primero un "saneamiento completo" de la economía y después prometa "prestar ayuda", mientras que la Argentina "espere esta ayuda para tomar medidas".

Tras dejar en claro que no es partidario de "que se brinde ayuda bilateral a la Argentina", Schröder no evitó deslizar una advertencia hacia el plan económico de Duhalde al subrayar que para aumentar y mantener las inversiones de ese país "se requiere que no se produzcan medidas proteccionistas en el país".

Como contrapartida, Schröder aclaró que Alemania no está de acuerdo con las barreras proteccionistas que se imponen en varios países de la UE para el ingreso de productos agrícolas argentinos y del resto del Mercosur. "Alemania siempre es partidaria de la apertura de los mercados para las importaciones agrícolas porque no queremos correr el peligro de que no se abran los mercados sudamericanos para nuestros productos", aseveró.

Por su parte, Duhalde dijo estar convencido de que "Alemania hará todo lo posible por ayudarnos" y remarcó que la visita del jefe del gobierno alemán "sirve para que los lazos entre ambos países se fortifiquen más".

Con una estadía de unas 20 horas, el canciller germano se convirtió en el primer mandatario europeo que recibe Duhalde desde que asumió . Schröder y Duhalde también abordaron el tema de los desaparecidos de origen alemán (ver aparte) y las negociaciones entre el Gobierno y la empresa alemana Siemens en torno a la indemnización a raíz de la rescisión del contrato para la confección de los DNI durante la gestión de De la Rúa . Al respecto, Schröder dijo que "el gobierno alemán apoya la posición de la empresa alemana, pero no tomamos parte en la negociación" y anunció que el tema será discutido .

Luego, el canciller alemán enfatizó que la "Argentina es y será un socio importante para Alemania en estos tiempos difíciles" y señaló que "puede sentirse respaldada por el G-7", el grupo de siete naciones mas desarrolladas del mundo. (DyN)

Duhalde prometió estudiar extradiciones

El canciller alemán, Gerhard Schröder, se comprometió ayer a "apoyar" los juicios contra represores argentinos por la desaparición y muerte de ciudadanos de origen germano durante la dictadura, mientras el presidente Duhalde dijo que estudiará en profundidad los pedidos de extradición de militares acusados por esos casos efectuados por esa nación europea.

La afirmación de Duhalde muestra un sensible cambio de la postura mostrada por este mismo gobierno hace pocas semanas, cuando tajantemente denegó la extradición del ex capitán Alfredo Astiz a Suecia por la desaparición de Dagmar Hagelin durante la dictadura, por lo que el ex marino quedó en libertad. En esa ocasión, tal como lo hizo la administración de De la Rúa, el gobierno duhaldista reivindicó la territorialidad de la Justicia argentina para los delitos cometidos en el país.

Schröder efectuó su compromiso con los juicios ante una comisión de 19 familiares de ciudadanos de origen germano desaparecidos durante el golpe militar, con los que se reunió este mediodía en el hotel Sheraton, en el barrio porteño de Retiro. Posteriormente Duhalde y Schröder hablaron sobre el tema en la reunión que mantuvieron a solas en la residencia de Olivos.

"En la conversación privada nos hicimos un aparte para este tema. Le manifesté que es una situación muy dolorosa y que si se presentara el caso lo analizaríamos en profundidad", comentó el presidente.

Por otra parte, el canciller Schröder, pidió que las empresas de su país radicadas aquí sean tratadas "como argentinas" y volvió a respaldar las negociaciones ante el FMI.

El mandatario germano pronunció estos conceptos en una breve conferencia ante un nutrido grupo de directivos y miembros de la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana, en un hotel de esta capital. El líder alemán consideró que el trato igualitario de las empresas de otras nacionalidades fomentará el flujo de inversiones extranjeras en la Argentina. (DyN)

"Empresas galas deben seguir aquí"

Las empresas francesas con inversiones en Argentina deben seguir desempeñando su tareas tal cual como lo venían haciendo hasta el momento, opinó el secretario de Estado de Comercio Exterior galo, Francois Huwart.

Es "importante" que esas empresas continúen desempeñando en Argentina "el papel que es suyo", indicó ante la prensa, y señaló que se refería a grupos como Carrefour, la eléctrica EDF o France Telecom.

Huwart, que presentaba los resultados de la balanza comercial de Francia en 2001, señaló que la crisis en Argentina no afecta "fuertemente" los intercambios entre los dos países, ya que no tienen un nivel sustancial.

Así, las exportaciones francesas a Argentina en 2000 representaron sólo el 0,35 por ciento del total y, además, la mitad correspondía a los constructores automovilísticos Renault y PSA Peugeot Citroen.

Las ventas de productos argentinos a Francia constituían el 0,15 por ciento de las importaciones francesas, recordó el secretario de Estado.

Renault, cuya fábrica en Argentina está parada y que está recortando personal, aplicó más de 100 millones de euros en 2001 para hacer frente a sus pérdidas en Argentina.

PSA Peugeot Citroen, por su parte, hizo lo propio al destinar 50 millones, según informó el constructor esta semana.

La semana pasada, el Gobierno francés expresó su apoyo al plan del Gobierno argentino para hacer frente a la crisis y recalcó que la participación del FMI en su puesta en práctica es necesaria para su éxito.

El jueves, el presidente Duhalde ordenó estudiar los contratos de concesión de varias empresas de servicios públicos privatizadas, entre las que se encuentran varias de origen francés. (Reuters)

"Buenas bases para el diálogo"

El director del FMI para el Hemisferio Occidental, Claudio Loser, dijo el viernes que existen buenas bases para las conversaciones entre el organismo y Argentina, que clama por ayuda financiera para revivir su golpeada economía.

A mediados de semana, el ministro Remes Lenicov se reunió en Washington con funcionarios del FMI, en lo que se considera un preámbulo de las negociaciones de Argentina para obtener asistencia financiera urgente.

Se espera que en los próximos días una misión del FMI visite Buenos Aires para comenzar formalmente las negociaciones de un nuevo programa económico. "No tenemos una fecha exacta (para el viaje de la misión) en este momento", dijo Loser en el marco de una conferencia del FMI, el BM y por el ministerio de Hacienda sobre política fiscal en México. (Reuters)

Uruguay culpa al país por baja en su calificación

El presidente del Uruguay, Jorge Batlle, culpó el viernes al impacto de la crisis argentina de haber provocado la pérdida del grado de inversión para la deuda uruguaya, que tenía desde 1997 y que había permitido al país un acceso al crédito internacional en condiciones muy ventajosas.

"Eso tuvo su origen en la situación de Argentina. La situación de Argentina ha repercutido sobre el Uruguay en todo lo que son los ingresos del turismo, (y además) Argentina participa en 20 por ciento de nuestras exportaciones", dijo Batlle a varios periodistas tras reunirse con su homólogo estadounidense, George W. Bush.

Batlle realizó durante toda la semana contactos en Estados Unidos para lograr un acuerdo comercial que le permita quebrar la dependencia que Uruguay, cuya economía no crece desde 1998, tiene de Argentina y Brasil, sus principales socios en el bloque comercial Mercosur, que también integra Paraguay. El mandatario dijo que acordó con Bush formar una comisión de trabajo para analizar la idea de negociar un acuerdo bilateral de libre comercio y de inversiones.

Previamente, Batlle había dicho que un ejemplo de los coletazos de la crisis argentina en Uruguay era la intervención que el Banco Central del Uruguay tuvo que realizar esta semana al Banco Galicia Uruguay SA, en manos de accionistas argentinos, y cuyos depositantes son principalmente de Argentina.(Reuters)


Comentarios


Schröder dijo que el FMI tendrá que acelerar ayuda a la Argentina