Schumacher no se distrae con nada



Michael Schumacher sigue con el piloto automático. Luego de arrasar en las cinco primeras pruebas del Mundial, volvió a ser el más rápido ayer en los ensayos para del Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1. Todos esperaban que algo distrajese al "kaiser" en la ciudad del lujo y el glamour.

El alemán hizo caso omiso de casinos, personalidades, yates, moda y cuerpos esbeltos y paró el reloj en un espectacular tiempo de 1m 14s 74/100 con su Ferrari.

Schumacher demostró que tiene con qué aspirar a superar el récord que comparte con el británico Nigel Mansell desde 1992 de victorias consecutivas, e incluso al brasileño Ayrton Senna, quien fue el único piloto que se impuso seis veces en Mónaco.

En la segunda tanda, el alemán mejoró su registro en más de un segundo, clavando un tiempazo de 1m 14s 74/100. Su escolta el tester d BAR-Honda, el inglés Anthony Davidson, a cuatro centésimas.

Quienes tuvieron un día para el olvido fueron Ralf Schumacher y Mark Webber, quienes serán relegados diez puestos en la largada en relación con los tiempos que logren en las clasificaciones, a raíz de los cambios de motor.

Hoy clasificará la Fórmula 3000, con Esteban Guerrieri y José M. López.


Comentarios


Schumacher no se distrae con nada