Schumacher quiere completar su obra

El alemán hizo la "pole" para la decisiva prueba que se corre en Hungría.



"Estamos a mitad de la obra. El resto, la más difícil, deberemos completarla en la prueba", anticipó el alemán Michael Schumacher, que obtuvo su cuadragésima primera "pole" de su campaña, la novena del actual Mundial, y buscará hoy desde las 9 en el Gran Premio de Hungría su cuarto título en la Fórmula 1 y el segundo consecutivo con Ferrari.

El alemán buscará en el circuito de Hungaroring no sólo el título por anticipado, sino también igualar el récord de cincuenta y un triunfos que ostenta el francés Alain Prost.

Schumacher mostró una neta superioridad sobre su único rival por el título, el escocés David Coulthard.

El alemán marcó un tiempo de 1m 14s 082/1000, pulverizando el récord de Hungaroring, que desde 1993 tenía Prost, con un Williams.

Schumacher le dio una verdadera paliza a sus rivales, incapaces de contrarrestar su dominio. En su primer intento había ya marcado un notable 1.14.417., que lo ponía a cubierto de cualquier amenaza, lo que no impidió que lo mejorase en su segundo ingreso a pista.

Schumacher, quien tiene 84 puntos sobre 47 de Coulthard, será campeón si gana, pero también si llega segundo y el piloto de McLaren termina cuarto. También se consagrará si termina tercero y su oponente sexto o (sin que Rubens Barrichello y Ralf Schumacher ganen) si resulta cuarto y el escocés no suma puntos.

Para Ferrari puede ser un doblete espectacular, ya que si sus dos pilotos logran reunir hoy siete puntos más que los de McLaren y no pierden más de tres frente a Williams ganaría por tercer año consecutivo el Mundial de Constructores.

La "pole" conseguida ayer por el piloto alemán tiene gran importancia en Hungaroring, donde llegar a la primera curva delante de todos es casi siempre decisivo, ya que el trazado es tan lento, tortuoso y breve que los sobrepasos son casi imposibles.

Coulthard no apareció nunca en condiciones de atacarlo. En su primer intento fue frenado por Heinz-Harald Frentzen, en el segundo marcó su tiempo y quedó muy lejos.

Esta evidente inferioridad hace que hoy McLaren deposite sus escasas esperanzas en la estrategia de prueba que adoptará Coulthard.

En cambio, el único que ayer dio la impresión de poder acercarse a la excepcional marca de Schumacher fue su compañero de equipo, el brasileño Rubens Barrichello, pero la involuntaria obstrucción del colombiano Juan Pablo Montoya primero y una inoportuna verificación técnica después lo obligaron a conformarse con el tercer puesto.

Esta todo preparado para que en Hungría se viva una fiesta completa para Ferrari. Sólo depende de Schumacher y su auto.

"Salió todo a la perfección"

"Salió todo a la perfección, pero creo que en la prueba será más difícil", comentó Michael Schumacher después de conseguir la "pole" para el Gran Premio de Hungría

El triple campeón mundial fue desde el inicio el más rápido, por lo que decidió ahorrar fuerzas y retirarse después de seis vueltas de las doce posibles para seguir por televisión el último esfuerzo del escocés David Coulthard.

Fontana fue decimocuarto

BUDAPEST (Télam-SNI) - El arrecifeño Norberto Fontana, al comando de un Lola-Zytek del equipo Prost Junior, retornó ayer a la Fórmula 3000 con un decimocuarto puesto en el Gran Premio de Hungría, en el que triunfó el candidato al título, el inglés Justin Wilson.

Fontana largó vigésimo y ganó varios lugares en el inicio, donde se mantuvo en la undécima posición, pero fue sancionado con un "pare y siga", quedando relegado al último puesto. Ya no pudo mejorar su performance.


Comentarios


Schumacher quiere completar su obra