Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Schumacher saca ventaja aun cuando no gana

El piloto de Ferrari está cada vez más firme en la punta del Mundial. Hakkinen volvió al triunfo en Silverstone.



"Si no gano yo, espero que el vencedor sea Mika Hakkinen". El alemán Michael Schumacher cumplió su deseo. Y más importante aún fue su segundo puesto en el Gran Premio de Inglaterra que se disputó ayer en el autódromo de Silverstone, que le permitió estirar a treinta y siete puntos su ventaja al frente del Mundial de Fórmula 1, cuando restan sesenta por delante.

El piloto de Ferrari quedó así a las puertas de su cuarto título mundial, después de una carrera que marcó la "resurrección" de Hakkinen, quien no ganaba desde agosto último en Bélgica y superó una semana de rumores sobre su desvinculación de McLaren.

Hakkinen aplicó con éxito una estrategia que lo llevó a largar con menos combustible en su McLaren y a recurrir a dos ingresos a boxes, contra uno de Schumacher, quien dejó a sus espaldas a su compañero de equipo, el brasileño Rubens Barrichello.

Más allá de la vuelta al triunfo de Hakkinen, el el verdadero ganador fue Schumacher -aunque trató de disimularlo con teutónico aplomo en el podio y en sus declaraciones posteriores-, quien hizo una prueba sin errores, pensando sólo en el título, pese a que su Ferrari sufrió algunos problemas.

El alemán tiene ahora ochenta y cuatro puntos, contra cuarenta y siete de David Coulthard, quien ayer abandonó en la tercera vuelta, tocado por el italiano Jarno Trulli. El resto, lejos.

Después de largar en punta, el liderazgo de Schumacher duró sólo hasta la cuarta vuelta, en la que Hakkinen -quien había largado prácticamente con la mitad de la nafta que tenía el alemán- lo superó con facilidad en la recta de boxes y fue estirando de manera progresiva su ventaja a más de treinta segundos, hasta su primera parada en la vigésimo primera vuelta.

En el interín, en la vuelta dieciséis, Schumacher también fue superado por el colombiano Juan P. Montoya, quien largó con menos combustible en su Williams.

Relegado al tercer puesto, Schumacher no forzó la marcha y recuperó la segunda posición cuando Montoya fue a boxes por nuevas gomas y combustible, limitándose a partir de ese momento a esperar su único reabastecimiento en la vuelta treinta y ocho.

A su serenidad contribuyó la información de que Coulthard -su único rival en el certamen- había abandonado después que en la primera curva su McLaren fuera chocado de atrás por el Jordan de Trulli y sufriera daños en la suspensión posterior derecha.

Hasta el final, Schumacher tuvo sus espaldas bien protegidas por Barrichello, cerrando otra notable producción del equipo Ferrari, que demostró gran confiabilidad en sus autos y apunta a hacer doblete en la Fórmula 1.

Un triunfo especial

El finlandés Mika Hakkinen demostró en Silverstone que no se olvidó de manejar. Su triunfo en el Gran Premio de Inglaterra le "devolvió la felicidad" y que si algo le faltaba a su campaña era "ganar en el mítico circuito inglés".

"Pasó mucho tiempo desde la última vez que estuve en los más alto del podio", afirmó Hakkinen, recordando su última victoria en agosto último, en Bélgica.

"Estoy feliz, esta es una de las carreras que siempre quise ganar, sobre todo porque es la prueba en que nuestro equipo corre en casa", expresó Hakkinen.

En esta temporada, Hakkinen sólo había sumado nueve puntos en diez pruebas, "resucitó" con su victoria de ayer. "Ahora podré tomarme un té... finalmente", comentó.

Hakkinen contó que cuando vio "la bandera a cuadros, disminuí la velocidad para disfrutar del sentimiento y las vibraciones del público", pese a que estos apoyaban a su compañero David Coulthard.

La alegría de Hakkinen contrastó con la tristeza de Coulthard, quien perdió la posibilidad de acercarse a Schumacher luego de chocar con Jarno Trulli.

"Fue una sorpresa, pero eso me dio una posibilidad y no la desaproveché. Gracias a Dios todo me salió bien y no pasó nada con mi máquina", concluyó.


Comentarios


Schumacher saca ventaja aun cuando no gana