Schumy empieza a mirar por el retrovisor



Ferrari está de regreso: la primera línea de partida de hoy en el GP de Bahréin será de la marca italiana. Y para que la fiesta sea completa, el séptuple campeón alemán Michael Schumacher logró su 65ª 'pole position', igualando el record del brasileño Ayrton Senna.

“Estoy muy orgulloso”, dijo Schumy este tras inscribir su nombre en lo más alto de una de las pocas tablas de la Fórmula 1 en las que aún no estaba. La escudería italiana logró, tras una mala temporada pasada, volver por sus fueros y reeditar su dominio, lo que no sucedía desde el Hungría, en agosto de 2004.

“Hace mucho que la esperábamos. Es un resultado increíble. Durante todo el invierno pensábamos que teníamos un buen auto y lo demostramos”, añadió el competidor de 37 años, que acortó sus vacaciones dispuesto a trabajar para intentar recuperar el campeonato.

Para su compañero de escudería, el brasileño Felipe Massa, fue su mejor resultado en una clasificación, ya que nunca había quedado entre los tres primeros en 52 salidas. Por eso dijo sentirse “muy feliz y muy contento de estar en Ferrari”, donde reemplaza a su compatriota Rubens Barrichello.

Schumacher sacó a relucir su garra de las mejores épocas y tras haber obtenido un óptimo 1m.31s.595/1000 cuando se disputaban 12 de los 20 minutos finales, clavó en los últimos cinco un tiempo de 1m.31s.431/1000, con los que se volvió inalcanzable.

El alemán aventajó por apenas 47 milésimas a Massa, quien contribuyó para que la casa de Maranello alcance por 47ª vez en la historia un 1-2 en las posiciones de largada. El británico Jenson Button, con Honda, y el actual campeón , el español Fernando Alonso, con Renault, se clasificaron tercero y cuarto, respectivamente.


Comentarios


Schumy empieza a mirar por el retrovisor