Scioli impuso el tono

Análisis

Walter Curia

wcuria@rionegro.com.ar

Fue Daniel Scioli quien impuso el tenor. Sacó de eje a un Mauricio Macri en estado de gracia y lo arrastró a un intercambio en el que al ingeniero le costó salir hasta bien promediado el debate.

Aunque igual de sombrío, Scioli mostró un personaje agresivo. El suyo fue, en términos de puesta, un buen desempeño. Los libros no podrían indicar mejor cómo debe comportarse el candidato que va perdiendo en las encuestas. Sólo podrá ganar si ataca. Scioli mostró su capacidad de adaptabilidad, no importa a qué.

El personaje de Scioli sin embargo en poco se parece al que mostró en todos estos largos años de sumisión al kirchnerismo. ¿Es verosímil esta versión de Scioli? El punto más débil ha sido, como ha mostrado en toda la campaña, su desnaturalización. Scioli imprimió un tono de crispación más familiar al de CFK que a los atributos de concordia, moderación y espíritu conciliador que hasta hace poco representaba.

Macri se recompuso al promediar el debate. Antes había alcanzado a devolverle a Scioli conceptos como “autoritario, cínico, conservador”. “¿En qué te convirtieron?” fue su máximo acierto. Sin embargo dejó que fuera visible cierta sorpresa ante el tono del Scioli. Como si hubiera esperado un diálogo amable, más parecido al del primer debate. No fue así.

Su personaje sin embargo encarnó una visión mucho más optimista sobre el futuro que la que presentó Scioli. Después de un largo ciclo de kirchnerismo, de un desgaste que ya se reveló en las urnas el 25 de octubre, es un activo intangible pero importante. Aunque sin brillo, Macri representó aceptablemente la opción del cambio.

El tono del intercambio no dejó demasiado lugar para escuchar propuestas. Lo que se pone en juego en estas contiendas, lo dicen los análisis, es quien se impone. ¿Ganó alguien? Se podría decir que la pregunta es reduccionista, pero los debates son también para saber quién ganó.

Si se revisan los libros de marketing, Scioli cumplió su papel con rigor escénico. Pero difícilmente se lo juzgue el domingo próximo por esto.

Si Macri tuvo un desempeño más discreto, aún cuenta a su favor con el clima de cambio. Final abierto.


Comentarios


Scioli impuso el tono