Scioli se sometió al “tribunal” de 6,7,8

En el programa oficialista que lo defenestró durante años Scioli habló de su relación con Magnetto, Papel Prensa y el futuro del modelo. “Se defendió como gato entre las leñas”, comentó Aníbal F.



ELECCIONES PRESIDENCIALES

Se cansaron de hablar mal de él. En los últimos días sus panelistas hablaron de “tragarse un sapo” en pos de continuar con el modelo k.

Más allá de todo esto, el gobernador bonaerense Daniel Scioli, bendecido por Cristina Kirhcner como único precandidato presidencial por el oficialismo, rindió cuentas ante el tribunal del programa 6,7,8, que durante años los criticó con dureza por representar los intereses del establishment y no “del modelo”.

El conductor Carlos Barragán entró con todo en la entrevista al disparar: “Hay votantes que tenemos reparos con usted”, a lo que el peronista respondió: “Digan lo que digan, con la experiencia que tengo y el temple, no me van a sacar de nuestro eje que sintoniza con el proyecto político que encabeza la Presidenta”.

La prueba de fe siguió con el caso Papel Prensa y “los grupos mediáticos concentrados”. “Busquen el archivo. Yo dije que la ley de Medios es constiucional. Mi posición es clara en cuanto a su aplicación y a la necesidad de la adecuación de las nuevas tecnologías; eso es igualdad”, contestó alineado con el kirchnerismo el candidato.

El tribunal siguió su inquisitoria con la participación de Scioli en el “Espacio Clarín”, el verano pasado en Mar del Plata. “Es un espacio de entretenimiento que se hace todos los veranos. Yo soy de los que piensan que el debate tenemos que darlo en todos lados. Se presentaban los elencos”, se excusó el bonaerense, en referencia a los espectáculos teatrales de la última temporada marplatense.

Luego llegó uno de los dardos más venenosos: “¿Cuál es su relación con (Héctor) Magnetto?”, CEO del grupo Clarín, disparó Barragán.

“La ley (de Medios) está para cumplirla. No hay ningún compromiso. Yo estoy convencido de que una ley de medios debe abrir más canales de comunicación”, contestó Scioli.

Consultado también sobre el supuesto cambio en el tratamiento que comenzó a recibir de parte de los medios luego de que Cristina le diera la venia para sucederla, consideró: “Esa es la mejor respuesta a las suposiciones que han querido instalar. Esto demuestra que no tengo ningún compromiso con nadie. Mi único compromiso es con Kirchner, con la Presidenta y con todos los argentinos. Pasó lo mismo cuando decían que iba a ir con (Sergio) Massa en 2013. Acá hay convicciones cuando tomamos decisiones con la Presidenta de la Nación. No hay mejor demostración de confiabilidad a todos los sectores que integran el Frente para la Victoria”, expresó Scioli.

Al finalizar el programa, que fue grabado, el panel le aseguró que lo volvería a invitar. “Hasta que no la convenza a Nora Veiras no paro”, bromeó Scioli. Paradójicamente, es Veiras la menos encrispada con el gobernador bonaerense: más de una vez le explicó a sus compañeros del panel que las cosas no eran tan extremas como ellos la planteaban con respecto al hoy “elegido” por Cristina para las presidenciales.

Esta mañana, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, comentó cómo vio a Scioli en 6,7,8. “Se defendió como gato entre las leñas”, afirmó.

En sus apreciaciones adviritó que después del 10 de diciembre y sin nigún cargo, Cristina Kirchner seguirá siendo la “líder” del “proyecto”.

“No va a dejar de ser la jefa Nacional del movimiento justicialista”, señaló. Y contó que le hubiera “gustado ser mosquito para oír la charla entre Cristina y Scioli, que debe haber sido muy rica”, en referencia al diálogo que selló la flamante fórmula entre el bonaerense y el secretario de Legal y Técnica.

Agencias


Comentarios


Scioli se sometió al “tribunal” de 6,7,8