Se abrazan los gigantes de Asia

Por Can Merey



Representan el 40 por ciento de la población mundial, desde hace años experimentan un impresionante crecimiento económico y después de una prolongada enemistad y rivalidad estos dos gigantes asiáticos se acercan cada vez más.

India y China no son “competidores sino amigos”, dijo hace poco el primer ministro chino Wen Jiabao, y las relaciones están en una “nueva fase”, según afirmó. Con la visita de Wen a India, que comenzó el sábado, el acercamiento avanza otro paso más. Muchos analistas están convencidos de que este siglo será asiático, dominado por China e India. Ambos países, en los cuales viven en conjunto 2.500 millones de personas, poseen un tormentoso pasado en común.

En 1962 las disputas fronterizas dieron origen a una guerra. Además, hace mucho Nueva Delhi acusó a Pekín de querer desestabilizar a India con el suministro secreto de cohete y tecnología atómica al acérrimo enemigo Pakistán. Sin embargo, India y China se están esforzando en superar sus diferencias. Durante la visita de Wen en Nueva Delhi está previsto hablar sobre la disputa fronteriza. Ambos países ya han reconocido el potencial que representa para ambos una posible asociación. Ya en las negociaciones de la OMC del 2003 en Cancún, India y China debieron darse cuenta del poder que poseen en conjunto.

En ese entonces el grupo G-20 de los países en desarrollo, encabezados por ambos países asiáticos más Brasil, se enfrentó a las naciones industrializadas e hizo fracasar las negociaciones.

India, que pretende obtener un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, espera contar con el apoyo chino. Y aunque Pekín aún está lejos de aprobar la idea, ya señaló que China apoyaría un “mayor papel” de India en el interior de Naciones Unidas. La economía ya le enseñó a la política que el camino de la asociación de ambos países, con su impresionante crecimiento económico, es el más lucrativo.

China ya explicitó que su meta es convertirse en el mayor socio comercial de India. Alcanzar ese objetivo sólo parece ser una cuestión de tiempo. En los últimos años el comercio entre India y China alcanzó niveles inéditos y se espera que la tendencia continúe. En el 2001 el intercambio de bienes aumentó un 23 por ciento, el año siguiente fue el 37 por ciento y en el 2003 hubo un plus del 53 por ciento. Con un crecimiento de 79 por ciento, el año pasado el comercio bilateral alcanzó por primera vez un volumen de 14.000 millones de dólares. Ahora se piensa en crear una zona de libre comercio entre ambos países. (DPA)


Comentarios


Se abrazan los gigantes de Asia