Se acelera la sucesión en Norcorea

El líder comunista Kim Jong-il tendría cáncer y busca asegurar el poder de su hijo Jong-un.





SEÚL (AP) _ El líder norcoreano Kim Jong Il tiene cáncer de páncreas, señaló ayer un reporte de prensa, días después de que imágenes donde se le veía desmejorado motivaron conjeturas de que su salud podría estar empeorando tras presuntamente sufrir una apoplejía el año pasado.

Kim, de 67 años, fue diagnosticado con cáncer más o menos al mismo tiempo en que sufrió un infarto cerebral a medidados del año pasado, reportó la televisora YTN de Seúl, la cual citó a funcionarios de inteligencia no identificados en Corea del Sur y China.

El reporte citó a los funcionarios diciendo que la enfermedad está «amenazando´´ la vida de Kim.

El cáncer de páncreas normalmente es detectado en la etapa terminal y, considerando la edad de Kim, se espera que viva no más de cinco años, señaló la televisora. La agencia de espionaje sudcoreana dijo que no podía confirmar el reporte. Chun Hae-sung, vocero del Ministerio de Unificación, señaló a reporteros que no sabía nada sobre el mismo.

La salud de Kim es el centro de intensas conjeturas por parte de la prensa debido a preocupaciones sobre inestabilidad en el país y una lucha por el poder si fallece sin nombrar a un sucesor. Se ha reportado ampliamente que su tercer hijo Kim Jong Un, el más joven, ha estado siendo preparado para el cargo, pero el régimen no ha realizado anuncio alguno al respecto al mundo exterior.

El reporte llegó luego de una rara aparición pública de Kim la semana pasada, en una conmemoración anual del fallecimiento de su padre y fundador de Corea del Norte, Kim Il Sung. Imágenes de televisión lo mostraron notablemente delgado y con menos cabello, apenas en su segunda aparición en un acontecimiento estatal desde su reportado infarto cerebral. También cojeaba ligeramente y su boca parecía un poco inclinada hacia un lado, lo cual se cree es efecto de una apoplejía.

A principios de abril presidió una reunión parlamentaria donde fue reelegido como líder.

Las imágenes desencadenaron conjeturas de que podría tener otros problemas de salud. La agencia sudcoreana de espionaje ha sospechado desde hace mucho tiempo que Kim padece diabetes y enfermedad cardíaca.


Comentarios


Se acelera la sucesión en Norcorea