Se amplía ventaja de los demócratas



#

El entusiasmo demócrata es evidente ante las encuestas.

WASHINGTON (AP) _ Los votantes de clase media que abandonaron al Partido Demócrata hace más de una década ahora le están dando su mejor oportunidad de recuperar el control de la cámara baja desde que los republicanos le quitaron el poder en 1994.

Motivados por la ira contra el desempeño del presidente George W. Bush y el Congreso controlado por los republicanos, el 56% de los probables votantes dijeron que el 7 de noviembre sufragarán para enviar a un demócrata a la Cámara de Representantes y 37% indicaron que votarán por un republicano.

Los electores en la encuesta más reciente consideraron que Irak y la economía son los temas más importantes para ellos. “No me importa si voto por un payaso, con tal de que no sea el que está ahora (en el gobierno)'', dijo Mary Nyilas, de 51 años, electora independiente, quien dijo que haría todo lo que pudiera para “votar contra las fuerzas que nos pusieron en esta situación'' en Irak.

Cuando faltan menos de dos semanas para que los electores renueven a los integrantes del Congreso, el sondeo mostró que los republicanos corren el riesgo de perder el control de la cámara baja tras doce años en el poder.

La encuesta halló que los votantes se están inclinando mucho más hacia los demócratas en las últimas semanas de la campaña.

A principios de octubre, el Partido Demócrata tenía una ventaja de 10 puntos porcentuales cuando se le preguntó a los electores si votarían por el candidato de uno u otro partido en su distrito para el Congreso. Ahora la ventaja demócrata es de 19 puntos porcentuales.

La encuesta telefónica AP-AOL News a 2.000 adultos, 970 de los cuales probablemente votarán, fue realizada por Ipsos del 20 al 25 de octubre, y tiene un margen de error de más o menos dos puntos porcentuales para todos los adultos y de tres puntos porcentuales para los probables electores.

Actualmente en minoría, los demócratas necesitan ganar 15 escaños en la Cámara de Representantes y seis en el Senado para conseguir el control del Congreso.

Argumentan que es necesario un cambio en la conducción del país e intentan aprovechar la intensa angustia de la opinión pública en torno a la guerra en Irak, así como el descontento con Bush y los republicanos que están a cargo del Congreso. Se ha comparado las elecciones del 2006 con las de 1994, cuando el desencanto con el partido en el poder -entonces los demócratas_ desató un cambio en el poder y dio paso a una época de nuevos gobernantes, en ese caso los republicanos. Doce años después, parece que las cosas cambiarán de rumbo otra vez, en parte porque, como demuestra un análisis de la AP, el veleidoso electorado de clase media regresará al Partido Demócrata.


Comentarios


Se amplía ventaja de los demócratas