Se atrincheraron tras una persecución 21-01-04

Una pareja se refugió en una casa tras un presunto intento de robo. El joven fue herido por la policía, pero su compañera logró escapar.



BUENOS AIRES (Télam).- Un joven fue herido de un balazo por la policía y la chica que lo acompañaba no pudo ser hallada luego de que ayer a la mañana, según la policía, asaltaran a un taxista en el barrio porteño de Barracas y al ser sorprendidos por un policía se refugiaron en una casa en cuya terraza ocurrió el tiroteo.

El jefe de prensa de la Policía Federal, comisario Osvaldo Sangiorgio, dijo en declaraciones a la prensa que todo comenzó ayer a la mañana, cerca de las 10.30, "cuando un taxista que estaba siendo asaltado le avisó a un policía -con un guiño de luces- lo que le estaba ocurriendo".

De acuerdo a la versión policial, la pareja de jóvenes asaltó a un taxista en el parque Pereyra y al ver que la policía trataría de detenerlos comenzaron a correr hasta que llegaron una la casa situada a 300 metros del lugar del hecho. Según el vocero, cuando uno de los policías de la comisaría 30 alcanzó al muchacho, éste lo golpeó en el pecho y logró introducirse en la casa de Iriarte 2.690, junto a su compañera.

Respecto a la situación en la que el joven fue baleado en el pecho, Sangiorgio explicó que "el tiroteo se originó en la terraza del edificio, donde el delincuente venía retrocediendo sobre sus pasos" y fue sorprendido por otro policía que se encontraba vigilando el lugar para evitar la huida.

Según el jefe de prensa de la Federal, el joven efectuó un disparo con su revólver calibre 32, lo que originó el enfrentamiento.

Cuando se registraba el episodio, salió de la casa una mujer diciendo que era la madre del herido y que no había robado, sino que se había peleado con el taxista. "Le pegó una piña nomás, no quiso robarle", alcanzó a decir la señora y luego entró en shock y se desmayó.

Paralelamente, un grupo de chicos y chicas que decían ser amigos del herido comenzaron a increpar a los policías y a los periodistas que cubrían el hecho. Momentos después llegó la orden de allanamiento y al registrarse la vivienda se confirmó que la mujer ya había eludido el accionar policial. La policía sospecha que escapó cuando llegó la ambulancia para retirar el delincuente herido.


Comentarios


Se atrincheraron tras una persecución 21-01-04