Se comparó con Gandhi



Actualizado a las 20:22

BUENOS AIRES(DyN) - El detenido líder piquetero Raúl Castells se comparó hoy con el líder indio Mahatma Gandhi y reiteró que continuará con la huelga de hambre que lleva adelante hace 59 días, porque es el "único" medio que tiene para "protestar". "Tantas veces nos preguntaron por qué no hacíamos como Gandhi, y bueno, ahora lo hemos hecho", expresó el titular del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD) al justificar la continuidad de su reclamo para conseguir su libertad.

Castells recibió la visita de la cúpula de la CGT que encabeza Hugo Moyano, quien se comprometió a hablar con el presidente Néstor Kirchner para que abandone la huelga de hambre, y de su par piquetero de la Federación Tierra y Vivienda, Luis D'Elia. También mereció la solidaridad del ministro de la Suprema Corte, Raúl Zaffaroni, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, Ricardo López Murphy, Mauricio Macri, Patricia Bullrich y el fiscal Guillermo Marijuán, quienes los instaron a abandonar esa forma de protesta. Sin embargo, Castells reiteró hoy que "la huelga es la única medida que puede tomar un preso para protestar" y anunció que seguirá "hasta lograr la libertad, aunque deje la vida en el camino".

El líder piquetero permanece detenido en la Clínica Calchaquí, donde fue trasladado desde el penal de Marcos Paz, a días de haber iniciado una huelga de hambre que ayer profundizó al negarse a tomar líquidos. "Acá estoy secuestrado por el Estado. Esto será un secuestro seguido de muerte", anticipó el titular del MIJD en declaraciones a Radio Uno. Mientras la Cámara de Casación analizaba hoy "con urgencia" un pedido de excarcelación, su médico personal, Salvador Chebel, advirtió que Castells "tiene las horas contadas". Moyano comentó este mediodía que lo encontró "muy grave" al dirigente piquetero y explicó que "va a mantener la huelga porque prefiere estar muerto a estar preso".

El referente de la central obrera, que se comprometió ante la prensa a "hablar con todos los que sea necesario" para que Castells recupera su libertad, estuvo acompañado por José Luis Lingeri y el judicial Julio Piumato, en su condición de secretario de Derechos Humanos de la CGT. También D'Elía llevó esta tarde su "solidaridad" hasta la clínica donde permanece detenido y culpó por la detención de Castells a "los sectores conservadores de la Justicia". Macri expresó públicamente que Castells "tiene que volver a ingerir alimentos, cuidarse a sí mismo y esperar la actuación de la Justicia" y López Murphy envió ayer una carta pidiéndole que revea su posición.

Mañana lo visitarán los dirigentes del Partido Obrero Néstor Pitrola y Jorge Altamira para "reforzar" el reclamo de libertad, según anticiparon. En tanto, los militantes del MIJD encabezados por su mujer Nina Pelozo se concentrarán a las 9.30 en el Congreso para insistir en el reclamo por la libertad de Castells.

Notas asociadas: López Murphy dio su apoyo a Castells

Notas asociadas: López Murphy dio su apoyo a Castells


Comentarios


Se comparó con Gandhi