Se complica más la situación judicial de Pinochet



Actualizado a las 20:05

SANTIAGO (Télam-SNI).- La situación judicial del ex dictador chileno, Augusto Pinochet, volvió a complicarse anoche luego de que el juez Sergio Muñoz solicitó su desafuero por delitos tributarios y procesó y detuvo bajo la misma carátula a dos de sus más estrechos colaboradores. Se trata del ex albacea y la ex secretaria privada de Pinochet, Oscar Aitken y Mónica Ananías, quienes fueron embargados por un monto de 40 millones de dólares y ya pasaron su primera noche en las prisiones de Capuchinos y en el Batallón de Policía Militar de Peñalolén, informó la televisión chilena 24 Horas.

La responsabilidad procesal de Aitken radica en la creación de empresas destinadas a esconder los millones de dólares que Pinochet manejó en distintos bancos estadounidenses y europeos durante la década pasada, informó el magistrado. La decisión del juez, que investiga la fortuna del ex dictador desde julio del año pasado al descubrirse las cuentas secretas que mantenía en el Banco Riggs de Estados Unidos, se fundamenta en actos ilícitos referidos a “declaraciones tributarias maliciosamente incompletas o falsas”.

La petición de desafuero de Pinochet fue presentada el 29 de marzo por el Servicio de Impuestos Internos (SII), que imputa a Pinochet una evasión tributaria cercana a los 3,96 millones de dólares por las cuentas que tuvo en el extranjero. Por el delito de evasión tributaria, el anciano general de 89 años se arriesga a penas que van desde los cinco a los diez años de cárcel y una multa del 50 al 300 por ciento del valor evadido. El fundamento es que entre los años 1998 y 2004, Pinochet evitó hacer figurar en su declaración de renta anual los intereses que percibía por las cuentas en el Riggs.

Posteriormente, el organismo estatal amplió la querella por delitos tributarios a la esposa del ex dictador, Lucía Hiriart, y a los cinco hijos del matrimonio por el periodo 1980 y 2004. A la petición del SII se sumó luego la querella contra Pinochet de los abogados de derechos humanos Carmen Hertz y Alfonso Insunza, quienes le imputan los delitos de enriquecimiento ilícito y fraude al Fisco, de la que Muñoz aún debiera resolver.

El magistrado ordenó el 23 de noviembre el embargo de seis millones de dólares, correspondientes a un remanente de las cuentas en el Riggs que Pinochet había transferido a la sucursal en Nueva York del Banco de Chile. En una primera investigación, difundida el año pasado por el Senado estadounidense, se determinó que Pinochet movió entre cuatro y ocho millones de dólares en el Banco Riggs, y un juicio abierto en Chile reveló que tiene una fortuna no explicada de 16,1 millones de dólares.

El ex dictador chileno también está procesado por el juez Juan Guzmán Tapia por su responsabilidad en una decena de asesinatos cometidos en el marco de la Operación Cóndor, el plan ideado y ejecutado por las dictaduras militares de Sudamérica para acabar con sus opositores en los años 70. El miércoles, la Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones comenzó a conocer la apelación de este procesamiento, en el que Pinochet actualmente está en libertad bajo fianza.


Comentarios


Se complica más la situación judicial de Pinochet