Se complica un acuerdo en la OPEP 

Los productores petroleros no logran consensuar el aumento en las cuotas de producción

Viena/Nicosia (dpa-EFE).- Pese a largas horas de deliberaciones en Viena, los once países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no llegaron ayer a un acuerdo para elevar la extracción del crudo.

Unas dos horas después de inaugurarse la CIX conferencia semestral de la OPEP, varios ministros árabes abandonaron la sede de la organización y señalaron que hoy reanudarían las negociaciones

"Llegar al consenso requiere tiempo", dijo el secretario general del cartel petrolero, el nigeriano Rilwanu Lukman, tras anunciar que durante la mañana del martes las delegaciones seguirán las consultas informales que habían iniciado el pasado fin de semana para llegar a un acuerdo.

Irán, Libia y Argelia son los países más reticentes a aumentar en estos momentos la producción total del cartel, que éste redujo hace un año a 23 millones de barriles diarios, y rechazan las presiones ejercidas en ese sentido por las naciones consumidoras, sobre todo por EE.UU. Esos países advierten además de que el próximo trimestre es todos los años el de menor demanda de crudo por las cálidas temperaturas primaverales en el hemisferio norte, por lo que un alza de la extracción podría provocar una caída en picada de los precios.

Arabia Saudita y Kuwait, por el contrario, defienden un incremento de la oferta, mientras que Venezuela, dispuesta también a aprobar un aumento, insiste en que lo más importante es alcanzar el consenso y fortalecer la organización con mecanismos que eviten fuertes altibajos en los niveles de los precios. No sólo falta el acuerdo sobre el volumen de la eventual alza, sino el calendario en que se produciría.

Al comenzar la reunión, los ministros expresaron su confianza en que se llegaría de todos modos a un acuerdo e insinuaron que sólo faltaba ultimar los detalles. Varias fuentes explicaron que en la reunión se había hablado de un aumento de producción de entre 1,2 y 1,7 millones de barriles diarios con respecto a las cuotas vigentes, que expiran el próximo día 31.

Pero, pese a que los observadores del mercado cuentan ya con que el cartel decida ese alza de la producción y que se sumaría a la de otros productores independientes, el resultado de la conferencia es incierto.

La reunión despertó una gran expectativa tras la intensa campaña desarrollada por Washington para lograr un aumento de la producción que haga bajar los precios del crudo y sus derivados, especialmente el de la gasolina, que en EE.UU. creció un 50% en un año.

La Casa Blanca considera que la producción debería aumentarse en dos millones de barriles diarios para bajar las cotizaciones hasta los 20 dólares el barril y amenaza, entre otras iniciativas, con lanzar al mercado interno sus reservas estratégicas .

El presidente de la Reserva Federal , Alan Greenspan, advirtió ayer a la OPEP que podría ser contraproducente cualquier intento de mantener el alza de los precios del crudo.

"Si se entra en este tipo de situación, los esfuerzos por reducir la dependencia en la energía aumentarán de manera muy drástica y creo que eso tendría un impacto negativo entre los productores", dijo .

Debido a la reducida oferta de la OPEP, los precios del petróleo, que a principios de 1999 habían caído por debajo de los diez dólares por barril (de 159 litros), se triplicaron en un año y llegaron incluso a superar recientemente los 30 dólares el barril. 

Ligera baja por la incertidumbre

El precio del barril de crudo registró un ligero descenso ayer en el mercado de Nueva York, en una sesión caracterizada por la cautela de los agentes ante la falta de decisión de los productores sobre el posible aumento de la oferta.

El precio de los contratos futuros para mayo del Petróleo Intermedio de Texas, que es el de referencia en Estados Unidos, terminó con una baja de 0,23 dólares y quedó a 27,79 dólares por barril. El mercado neoyorquino operó ayer con la atención puesta en la reunión que los miembros de la OPEP celebraba en Viena y que quedó aplazada hasta hoy sin llegar a un acuerdo sobre las cuotas de producción para los próximos meses. (ver aparte)

Los analistas subrayaron que un incremento incluso de 1,5 millones de barriles diarios podría no ser suficiente para atender las necesidades del mercado, especialmente en el caso de Estados Unidos.

"A corto plazo, la cuestión más importante es que en EE.UU. comenzará la época estival y las refinerías tendrán que aumentar su producción de gasolina. Eso requiere un extra de alrededor de un millón de barriles de crudo, por lo que si la OPEP no aumenta bastante más la producción, poco quedará para otros mercados", declaró Bill O"Grady, analista de "AG Edwards".

Las autoridades estadounidenses han solicitado a los países productores que incrementen la oferta en al menos 2 millones de barriles al día para reducir la presión al alza de los precios y reponer las mermadas reservas.

Líderes políticos presionan a la administración Clinton para que adopte medidas drásticas contra los integrantes de la OPEP si no atienden a las peticiones estadounidenses, lo que ha creado malestar entre algunos países productores.


Comentarios


Se complica un acuerdo en la OPEP