Se complica una ley clave para el gobierno

Responsabilidad fiscal tendrá serias trabas.



BUENOS AIRES (ABA) . - No faltará una alta dosis de suspenso para saber si el oficialismo conseguirá hoy sancionar la ley de responsabilidad fiscal, definida como "clave" por el presidente de la Nación, Néstor Kirchner.

Más allá de las declaraciones públicas, la aprobación de dicha norma es vital en el marco del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) cuya nueva meta de revisión viene postergando el organismo financiero algo que preocupa al ministro de Economía, Roberto Lavagna.

Desde la presidencia del bloque del PJ, José María Díaz Bancalari confiaba ayer en que a falta de quórum propio conseguiría sumar a algunos representantes de las fuerzas provinciales.

Sin embargo, su tarea no será nada sencilla ya que pese a que el propio Eduardo Duhalde "bajó línea" para que los legisladores que le responden apoyen dicha ley, dos de ellos (Marina Casesse y Daniel Basile) suscribieron la semana pasada un texto de disidencia junto a radicales como Leopoldo Moreau, sus pares del ARI y hasta Luis Zamora.

Además, desde varias provincias plantean objeciones sobre lo que podría significar para sus territorios. Entre otros interrogantes, los salteños dudan en si no se restringirá el Fondo Nacional del Tabaco; en tanto los cordobeses observan que su gobierno ya sobrepasó el tope de erogaciones impuesto por el text que se quiere consensuar.

La ley exige que las provincias no puedan endeudarse anualmente en más que el 15 % de sus recursos corrientes y que su gasto (junto al de los municipios y Nación) no supere el crecimiento anual del PBI.

Desde la oposición no sólo rechazan la ley, sino que también buscan que el gobierno reciba un "bofetazo" por su actitud indiferente frente a ellos.

"Pedimos que se limiten los decretos de necesidad y urgencia, que los ministros concurran a los pedidos de interpelación, que el jefe de Gabinete cumpla con la obligación constitucional de presentar su informe al Congreso cada sesenta días y la respuesta es nada", expresó una fuente del interbloque federal que integran los partidos de centro.

Además, al igual que el ARI y las estructuras de centro-izquierda consideran que esta iniciativa corre el mismo destino que el déficit cero y la convertibilidad fiscal.

Pero pese a tales reproches, desde el kirchnerismo confían en que se pueda reunir la mayoría necesaria para que se apruebe la ley de responsabilidad fiscal.

En tal sentido, el diputado nacional rionegrino, Osvaldo Nemirovsci considera que la postura de Duhalde pueda encolumnar a todo ese sector y desde las oficinas de Díaz Bancalari creen que es posible sumar a algunos provinciales moderados.

Eso no parece muy probable, si se toman en cuentas las palabas del neuquino Luis Jalil (MPN): "De ninguna manera vamos a apoyar, porque falta la ley de coparticipación, es injusta con las provincias y restringen su crecimiento".

Nemirovsci criticó con dureza al uso abusivo del quórum como arma política, señalando que la obligación de sus pares es argumentar en el recinto.

Sobre la cuestión de fondo, el barilochense se permitió dudar que el gasto que se quiere limitar sea destinado a educación o salud. "No conozco ninguna provincia que esté endeudada por pagarle a los maestros", dijo desafiante. Apuntó que apoyar el proyecto es necesario en el marco de la previsibilidad de las cuentas públicas y no porque lo pida el FMI

Todo augura que las negociaciones serán muy duras, al punto que el justicialismo necesitará mañana que se sienten en sus bancas 120 diputados (cuenta con unos 110 propios).

En la Cámara alta, la discusión fue agotadora, a tal punto que para conseguir la media sanción el senador Miguel Pichetto tuvo que recurrir a conceder algunos cambios al texto original y a un recurso parlamentario para que se reitere la votación que modificó así los números iniciales.

Fue en la misma sesión maratónica en que se aprobó el pliego para jueza de la Corte Suprema de Carmen Argibay.

Y todo indica que esta vez, el escenario no será muy distinto al de aquella agónica jornada.

 

La CTA pide que no la voten

ROCA (AR).- La CTA de Río Negro reclamó a los legisladores nacionales que representan a la provincia rechazar el proyecto de ley que busca establecer un Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal, considerando que "establece limitaciones al gasto público nacional y provincial e imposibilita cualquier política de redistribución de los ingresos".

La iniciativa cuenta con media sanción del Senado y para la central sindical "este proyecto acentúa la presión sobre las provincias con alto endeudamiento, exigiendo esfuerzos adicionales para reducir su deuda, con lo que crea restricciones adicionales para ampliar los servicios públicos de salud, educación, etcétera".

Como alternativa, la CTA manifestó que "la salida de la crisis luego de la convertibilidad y la devaluación requiere la decisión política de eliminar las restricciones que limitan el Presupuesto del Estado y recuperar la política fiscal, privilegiando la redistribución del ingreso, expandir el consumo popular, reindustrializando el país".

"Esto no puede lograrse sin incrementar el nivel del gasto público respecto del PBI, nivel que en Argentina está muy por debajo del vigente en países desarrollados y aún de otros países latinoamericanos como Chile o Brasil", agrega el documento firmado por Daniel Gómez .


Comentarios


Se complica una ley clave para el gobierno