Se congela el consumo y temen una contracción

Ésa es la visión de la cámara de comercio de Neuquén, Acipan, que advierte que hay riesgo de continuidad laboral para los empleados y se queja por la expansión de las grandes cadenas.



#

Contra lo que ocurre en los comercios chicos, en las grandes superficies de electrodomésticos perciben un incremento de ventas.

Leonardo Petricio

NEUQUÉN (AN).- Luego de que en los últimos años las ventas registraran en Neuquén un leve pero sostenido crecimiento, los comerciantes de la principal ciudad de la Patagonia aseguran que el consumo se encuentra “congelado” y auguran una contracción para el resto del año que podría repercutir directamente sobre los trabajadores del sector.

“El primer cuatrimestre del año fue malo, directamente con una caída en la cantidad de unidades que se vendieron en comparación con el año pasado en la mayoría de los comercios de venta a la calle”, explicó el titular del Observatorio Económico de la cámara de comercio local (Acipan), Juan Carlos Battaglia.

El hasta hace pocos días presidente de Acipan, hoy conducido por Carlos Roberti, detalló que “febrero y abril fueron malos en parte por el efecto que tuvieron los feriados que fomentaron el turismo pero no las ventas locales”. Y agregó que “la expectativa para el resto del año es que esta mala situación se intensifique, que disminuyan las ventas, sobre todo en algunos rubros”.

A pesar de este panorama, en las casas dedicadas a la venta de electrodomésticos advierten un panorama diferente: “mucha gente está comprando productos caros porque los toman como una inversión porque temen que por algún motivo puedan perder sus ahorros”.

El gerente de Lucaioli, Norberto Pérez, señaló que “hay mucha venta de televisores de la más alta gama, tal vez porque la gente tiene un dinero ahorrado y antes de que no valga y les pueda agarrar un corralito compran este tipo de productos”.

Mientras el comerciante reconoció que en otros productos más económicos sí se experimenta una caída en las ventas, señaló que “la gente está muy atenta a las ofertas, sobre todo a los descuentos que lanzan las tarjetas de crédito”.

Es que con promociones de hasta el 30% de descuento las ofertas reinstauradas el mes pasado por gran parte de los principales bancos del país surten un marcado efecto. “Las ventas se concentran en esos días, es muy notable, pero eso termina perjudicando a los pequeños comercios locales que no pueden llegar a un acuerdo con los bancos y tampoco logran competir con esos precios rebajados”, aseguró Battagglia.

Mientras en algunos puntos de la capital neuquina ya se aprecian las vidrieras vacías producto del cierre de comercios, Battaglia advirtió que “de mantenerse esta situación la variable de ajuste que le queda a los comerciantes van a ser los empleados”.

En ese sentido explicó que “por ahora no esperamos despidos masivos, sino que se va a congelar la demanda. No se van a tomar empleados temporarios y mucho menos nuevos empleados porque es el único ahorro que se puede hacer” y advirtió que “el panorama en general está llevando a la ciudad a un proceso de concentración económica en el que los grandes comercios o cadenas abren nuevas sucursales mientras cierran los negocios locales”.


Comentarios


Se congela el consumo y temen una contracción