¿Se corta o continúa la racha cipoleña?

El Albinegro no perdió nunca en La Chacra, donde el historial ante Independiente lo tiene como absoluto dominador. Este domingo volverán a protagonizar el clásico de los puentes carreteros en el comienzo de la Reválida.



#

Graziano intenta cortar el pase de Carrera en el último Independiente-Cipolletti, que ganó el Capataz en La Chacra por 1 a 0. (Foto: archivo mauro pérez )

Federal A

Independiente de Neuquén y Cipolletti palpitan el regreso de la actividad oficial por el Federal A, donde tienen un objetivo en común: salvar la categoría. Claro que las realidades son distintas, porque el Albinegro le lleva 9 puntos a su rival de este domingo.

El escenario del choque por la fecha 1 de la Reválida será La Chacra, donde al local le ha costado mucho sacar puntos en estos enfrentamientos desde que conviven en la categoría (mediados de 2014). Cada vez que el Rojo sumó en su reducto fue por empates y nunca por victorias.

Resulta paradójico, ya que en la Visera Independiente se impuso en dos oportunidades y eliminó por penales al Capataz en la Copa Argentina de 2014.

Cipo goza de un historial ampliamente favorable en la Chocón al fondo, donde ganó siete de las ocho veces en las que se enfrentaron y la restante fue empate. Siete de esas oportunidades fueron por Federal A y la restante por Copa Argentina, en la que constituye la mayor goleada de un equipo sobre otro hasta hoy: 5-0 en enero de 2018 para el conjunto que dirigía Duilio Botella.

En cuanto a lo futbolístico, los encuentros han tenido mucha paridad y poco volumen de juego.

Cipolletti supo marcar diferencias con su jerarquía individual del medio para arriba. La superioridad estadística que el Albinegro tiene sobre Independiente es la mayor diferencia de un equipo sobre otro por Federal A en esta parte del país.

El último enfrentamiento fue 1-0 para Cipo con un bombazo de afuera del área de Maximiliano Herrera, que venció la resistencia de Emanuel Pontet.

Ambos llegan tras duras eliminaciones por Copa Argentina, pero el más golpeado es Cipo, que cayó contra el clásico rival en un global de 5-1 y mostró una cara muy pálida.

La derrota de Independiente tuvo algo de lógica ya que empató de local y definió con Deportivo Madryn de visitante, con todo lo que ello significa.

Antes de comenzar los entrenamientos en 2019, la prioridad de ambas instituciones estaba en la Reválida y, ahora que pasó la Copa, eso se acentuó.

Por el nivel que había mostrado el conjunto que dirige Gustavo Coronel en el cierre de la primera fase, Cipo se perfila como candidato a pelear la zona con los chubutenses. Tiene un colchón de puntos como para trabajar más tranquilo y el margen le da para pelear arriba.

Para Independiente la situación es apremiante. Está último en los promedios, a seis de Ferro y Deportivo Roca, que hoy estarían jugando un desempate por no descender. Precisa sumar todos los partidos y hacerlo de a tres en casa.

En una frase hecha ‘‘las rachas están para romperse’’, pensarán los locales. Del otro lado intentarán darle continuidad al historial favorable.

El domingo por la tarde, con horario y árbitro a confirmar, Independiente y Cipo se verán las caras en La Chacra.


Comentarios


¿Se corta o continúa la racha cipoleña?