Se desplomaron las bolsas del mundo

Los temores sobre un futuro de recesión de EE. UU., la “locomotora” del crecimiento mundial, se sumaron a los análisis negativos sobre las acciones de empresas tecnológicas para provocar una escalada de bajas en Wall Street que se trasladaron a Europa, Asia y Latinoamérica. El Nasdaq acumuló una caída del 42,7% en este año.



Las bolsas de valores se desplomaron ayer en todo el mundo. Los mercados internacionales se alarmaron por la decisión tomada el martes por la Reserva Federal estadounidense de mantener los tipos de interés en el 6,5% y las declaraciones de su presidente, Alan Greenspan, que admitió que el riesgo mayor de la economía estadounidense no es ya la inflación sino “la debilidad económica”.

El ciclo descendente comenzó el martes por la tarde, en Nueva York.

Los inversores se sintieron contrariados por el hecho de que la Fed identificara a la enfermedad de la economía estadounidense (una desaceleración que podría derivar en algo peor, recesión) pero no dio el remedio (una rebaja de las tasas de interés). Por esto, la bolsa de Wall Street cerró ese día a la baja, con un retroceso del 0,57%. La misma situación de derrumbe se trasladó ayer al resto de las bolsas internacionales.

La corriente vendedora se extendió con rapidez a los mercados asiáticos, de forma que el índice Nikei de Tokio cayó ayer en la madrugada un 1,54%.

También ayer por la mañana , las bolsas europeas abrieron con fuertes descensos, que se acentuaron al final de la sesión, al coincidir con la mala apertura en las plazas estadounidenses, donde algunos indicadores se colocaron en mínimos anuales.

La Bolsa de Frankfurt fue la que ha sufrido un mayor retroceso, el 3,56%, seguida de París, -3,23%, mientras que Londres se dejaba un 1,41% y Milán un 2, 24%.

Ante este panorama, Wall Street también abrió con una acusado descenso. Y los inversores, que veían como se esfumaban sus ganancias en pocos minutos, se encontraron también con otra mala noticia: los analistas decidieron bajar sus recomendaciones para empresas de alta tecnología como IBM, Cisco y Hewlett-Packard.

Por esto, ése fue el sector que más sufrió. El índice compuesto Nasdaq, que refleja el valor de las acciones tecnológicas en la Bolsa de Nueva York, cerró con una fuerte baja de 7,12% y llegó a su mínimo nivel en casi tres años

Esta caída del Nasdaq es la séptima pérdida diaria consecutiva del índice. En todo el 2000, el Nasdaq perdió 42,7%, y está 53,8% por debajo de su cierre máximo en 5.048,6 puntos, el 10 de marzo de este año.

El referencial índice Standard & Poor’s 500 mostró unas estadísticas igual de lúgubres, al caer 3,13%, a 1.264,74 por ciento. Este cierre es el más bajo desde octubre de 1999.

El promedio industrial Dow Jones cayó 2,51%, a 10.318,93 puntos, el menor cierre desde fines de octubre. En lo que va de 2000, el Dow perdió 10,25%.

El dólar no consiguió mantener su posición ante el euro y llegó hasta el nivel más bajo en cuatro meses frente a la “moneda única” europea.

Como era de esperarse, la tendencia siguió con las bolsas latinoamericanas. El mercado de México, con una caída de casi el 5%, fue el más afectado Otra plaza que también se desplomó por el efecto dominó de Wall Street fue el de Sao Paulo, que bajó un 4,65%, la segunda peor caída del año.

Ni la baja de tasas aprobada por las autoridades brasileñas impidió que el índice Ibovespa se contagiara del mal comportamiento del Nasdaq.

Menores descensos, pero también significativos, registraron las plazas de Buenos Aires -sólo se dejó un 1,80% por el buen recibimiento que le dio el recinto al “blindaje financiero” y de Chile, que bajó un 1,67%.(EFE/Reuters)


Comentarios


Se desplomaron las bolsas del mundo