Se desvanecieron las ilusiones



Actualizado a las 21:02

Algunos soñaban con una final como la de Roma y Hamburgo y una revancha: Coria- Nadal. Otros con que el campeón del último Roland Garrós venciera en su camino al rayo imparable que es el español. Y otros argentinos hasta se ilusionaban con una definición de este tradicional torneo sobre polvo de ladrillo con puros compatriotas. No pudo ser.

El “Mago”, número 9 del mundo, y Gastón Gaudio, número 6, perdieron hoy casi a la misma hora en octavos de final. El ruso Nikolay Davydenko y el español David Ferrer fueron los verdugos de esa ilusión que había comenzado a gestarse el año pasado con la gran actuación de la “Legión” en su torneo favorito.

Pero no todas fueron “pálidas”. De hecho, la idea de un “lunes perfecto”, donde se definiera que la mitad de los jugadores en cuartos de final fueran argentinos, empezó con una buena noticia y terminó mas o menos bien. Guillermo Cañas pasó de ronda sin jugar al anunciar su rival Nicolás Kiefer que no se presentaría al encuentro. En el próximo paso se enfrentará con Mariano Puerta, por lo que está asegurado un compatriota en las semifinales.

Los resultados

Gaudio cayó ante el español David Ferrer por 2-6, 6-4, 7-6, 5-7 y 6-4, en tanto que Coria perdió por 6-2, 3-6, 6-7 y 2-6 contra el ruso Nicolai Davydenko.

Respecto del campeón del año pasado, hoy la pregunta era qué Gaudio se vería, si el último ganador de Roland Garros, el ganador de tres torneos en 2005 o el dubitativo de los últimos meses. Fue el de los altibajos.

Ganó el primer set por 6-2, un resultado que refleja la superioridad del argentino. Pero no mantuvo el juego ante un durísimo español que se llevó el segundo porcial por 6-4. El tercero fue muy cambiante y parejo: se decidió en tie break. Ferrer en ese desempate se puso 6-2 y Gaudio logró subir a 6-5. Pero en el cuarto break, el español se llevó el set por 7-6. Gaudio fue también inconstante en el siguiente. Quebró de entrada y largó 3-0. Luego fue 3-2, pero luego se puso 5-2 para ser igualado 5-5. Ganó su saque en el siguiente punto y quebró luego para ganar por 7-5.

Pero en el final volvieron sus irregularidades. Arrancó con todo: 4-0. Y se quedó. Levantó un match point en el punto final pero terminó perdiendo el set por 6-4 y también el partido. Ya no podrá repetir el título. Protagonista de una gran temporada, Ferrer venía en ascenso desde su puesto 21° del ranking mundial. Siempre había perdido ante Gaudio, hasta que se lo cruzó a principios de mes en Roma y le estampó un 6-0 y 6-1.

Coria tenía un rival para respetar en Davydenko, reciente campeón en Sankt Poelten. El argentino ganó el primer set por 6-2 pero su rival se recuperó y se llevó el siguiente por 6-3. El tercero fue para el ruso por 7-6, apretadamente, y con inesperada facilidad el último, por 6-2. El santafesino había derrotado al ruso sin ceder un set las dos veces que lo había enfrentado, pero su rival venía en ascenso y lo confirmó. La perspectiva de que tres argentinos llegaran a las semifinales, como en 2004, también quedó abortada.

En el duelo argentino Mariano Puerta le ganó fácilmente a José Acassuso por 6-4, 6-1 y 6-1. Este jugador, 37 del mundo, mantiene junto al número 10, Guillermo Cañas, las pocas esperanzas que no se golpearon con la derrota de Gaudio y Coria.


Comentarios


Se desvanecieron las ilusiones