Se disfrazó de abuelita para robar



MENDOZA (DyN).- Un hombre de aproximadamente 30 años se disfrazó de anciana, entró a un minimercado de Mendoza y tras fingir un desmayo, logró controlar con un arma a una veintena de empleados y huir con un botín de mil pesos.

El insólito episodio ocurrió el lunes último, media hora antes de que finalizara el horario de atención al público del local Atomito, ubicado en la calle Martinez de Rozas de esta capital.

Según indicó en su edición de ayer el diario Los Andes, los testigos del robo contaron que cuando entró el asaltante disfrazado, caminaba despacio, encorvado y tenía el rostro cubierto con un barbijo. Además, dijeron que vestía “una falda oscura y gastada y una campera de lana gris; también tenía zapatos de viejita humilde”.

Luego de guardar en su canasto galletas de agua y fideos de oferta, “fingió que se sentía mal y llamó a uno de los empleados”, añadió una testigo. “Comenzó a tiritar y le conseguimos un banquito para que se sentara y se tranquilizara. Pensamos también en llamar a una ambulancia, pero ella nos dijo que no hacía falta”, recordó.

Sin embargo, minutos después de captar la atención de los empleados con su actuación y una voz “frágil y débil” el ladrón volvió a sorprender a los vendedores con un “vozarrón que gritaba y pedía plata y que todos nos tirásemos al piso”. “Siempre actuó con el barbijo, la peluca y el pañuelo”, contó al diario Alfredo Aquistapace, uno de los gerentes de la firma.


Comentarios


Se disfrazó de abuelita para robar