Se espera un violento impacto del ojo del huracán

Suponen que lo peor todavía no habría llegado. "Dean" avanza con fuerza y siembra destrucción.



#

La imagen satelital muestra cómo el ojo del huracán "Dean" enfila directamente a tierra firme. En la localidad mexicana de Tulum comenzaron a sentirse los fuertes vientos.

CANCUN/MIAMI/KINGSTON (DPA).- Las primeras bandas nubosas del huracán “Dean” empezaron a cubrir ayer la costa del estado mexicano de Quintana Roo, donde se aguarda en alerta rojo un furioso impacto directo del ojo del ciclón en la madrugada de hoy.

“Dean”, que se formó el jueves como primer huracán del año en el Atlántico, causó estragos a su paso por la costa sur de Jamaica, sin que se reportaran víctimas, y se encaminaba con vientos de más de 240 kilómetros por hora hacia el sur de la península de Yucatán.

Es probable que el huracán, considerado “extremadamente peligroso”, impacte la península con una fuerza devastadora de categoría cinco, la máxima en la escala de Saffir-Simpson, con vientos de más de 249 kilómetros horarios.

El mayor nivel de alerta se vive en los estados de Quintana Roo, Yucatán y Campeche, en el sureste, mientras que en el noreste se alistan los estados de Veracruz y Tamaulipas para comenzar a sentir los efectos en dos días, en su reingreso a tierra por el Golfo de México.

En su recorrido por las Antillas menores, República Dominicana, Haití, Jamaica y las Islas Caimán, el centro del ciclón no había tocado hasta ahora tierra firme. En México el impacto será directo, según los pronósticos Centro Nacional de Huracanes (HNC) de Estados Unidos.

De acuerdo con reportes de prensa, al menos ocho personas perdieron la vida hasta ahora en el paso de “Dean”.

En México, desde la localidad de Tulum hasta Chetumal en la frontera con Belice, se declaró la alerta máxima y los órganos de Protección Civil ordenaron la evacuación de las áreas de riesgo, principalmente en cuatro municipios en los que hay numerosas comunidades mayas pobres.

Desde el viernes ha sido evacuada la mayor parte de los más de 80.000 turistas que se encontraban en la zona, al tiempo que se canceló la llegada de nuevos visitantes de manera preventiva y para facilitar eventuales labores de atención a damnificados. No obstante, al conocerse el cambio de trayectoria de “Dean”, se suspendió la partida de algunos contingentes de turistas.

Esta noche se suspenderá la actividad en los aeropuertos de Chetumal, Cozumel y Cancún.

La petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), que el fin de semana evacuó a más de 13.000 trabajadores de sus plataformas marinas en la Sonda de Campeche, puso ayer en marcha la segunda fase de su plan de emergencia, con el cierre total de 407 pozos y la evacuación de unos 1.000 empleados remanentes.

El huracán “Dean” se encontraba a 200 kilómetros al suroeste de Gran Caimán y 615 al este de Belice con un movimiento de traslación de 33 kilómetros al oeste, que debe continuar en las próximas 24 horas.

En Jamaica el gobierno decretó “estado de emergencia” debido a la situación generada por el fenómeno a su paso por el territorio, según informaciones procedentes de la isla.

Ante la presencia de árboles caídos, viviendas sin techos y la falta de electricidad, principalmente en Kingston, la capital, las autoridades ordenaron incrementar el patrullaje policíaco por temor a saqueos en los comercios, ya que éstos continúan imposibilitados de abrir.

Permanecen aún en refugios una buena parte de las 5.000 personas que fueron enviadas a lugares seguros, aunque no se reportaron víctimas en esta isla de dos millones de habitantes.

La Defensa Civil (DC) cubana ordenó ayer a los territorios occidentales de Pinar del Río e Isla de la Juventud, al sur de La Habana, permanecer en “alerta ciclónica”, ante la amenaza de “Dean”.

En tanto, Nicaragua esperaba ayer bajo “alerta verde” al poderoso huracán, que podría azotar con vientos de tormenta tropical una amplia región del norte del país, informó el Instituto de Estudios Territoriales (Ineter).

En Estados Unidos la gobernadora de Luisiana, Kathleen Blanco, declaró “estado de emergencia” ante el temor de que se repita la devastación causada por el huracán “Katrina” en Nueva Orleans en 2006.


Comentarios


Se espera un violento impacto del ojo del huracán