Se extiende la alerta mundial por posibles atentados

Australia, Nueva Zelanda y otras naciones occidentales se suman a la advertencia sobre una ofensiva de la red Al Qaeda

Sobresalió entre las noticias, las afirmaciones de George Bush, que dijo que Arabia Saudita "es amigo de EE.UU.", para agregar que los dos países cooperan activamente para encontrar a los instigadores de los atentados de Riad. "Arabia Sauddita es nuestro amigo y trabajamos estrechamente para encontrar a los asesinos de los ciudadanos estadounidenses, británicos, sauditas y de otras naciones", afirmó el mandatario al abandonar la Casa Blanca .

"Vamos a hacer todo lo posible para proteger al país. La mejor forma de hacerlo es trabajar con países amigos como Arabia Saudita y encontrar a los asesinos antes de que nos ataquen", agregó.(Reuters/AFP)

WASHINGTON/LONDRES.- Después de que el Reino Unido suspendiera hasta nuevo aviso todos sus vuelos con Kenia debido a una "amenaza terrorista", el alerta de ataques se extendió por todo el mundo. Australia y Nueva Zelanda pidieron a sus ciudadanos que estén en guardia en al sureste asiático, una región todavía acosada por el recuerdo de los atentados de Bali. También Alemania y Dinamarca están en alerta.

Mientras las autoridades sauditas y los agentes de la CIA y el FBI siguen buscando a los responsables de los atentados suicidas en Riad, el Departamento de Estado señaló que teme que militantes islámicos lancen un ataque en la ciudad saudita de Yedda y en el este de ÁAfrica.

Las autoridades libanesas, por su parte, manifestaron que habían frustrado una conspiración para atacar la Embajada estadounidense.

La Oficina de Relaciones Exteriores de Australia explicó que los ciudadanos de su país deben mantenerse extremadamente cautelosos en Malasia, Tailandia, Singapur, las Filipinas, Timor Oriental y Brunei.

"Seguimos recibiendo infor

maciones de que elementos terroristas en la región están planeando ataques".

Estados Unidos mantiene su opinión de que su guerra antiterrorista ha desmembrado a la cúpula de Al Qaeda, pero el jefe de Seguridad Interna, Tom Ridge, indicó que "el potencial (de nuevos atentados) es muy, muy real".

Reforzando esa amenaza, el Departamento de Estado dijo que temen a una repetición de los atentados del lunes contra complejos residenciales de extranjeros que dejaron al menos 90 muertos, entre ellos siete estadounidenses.

Pudo sabrese que también se denunció una "clara amenaza terrorista" en Yibuti, Eritrea, Etiopía, Somalia, Tanzania y Uganda, un día después de que el Reino Unido suspendiera todos los vuelos comerciales a Kenia.

Las autoridades keniatas dijeron que tenían información de que un hombre acusado por los atentados de 1998 a las embajadas de Estados Unidos en Nairobi y Dar es Salaam, que dejaron 235 muertos, está en libertad y planeando otro ataque.

La decisión de Australia se suma a la nueva alerta terrorista emitida por Washington para Malasia, particularmente para el estado de Sabah, donde dijo que miembros del grupo prohibido Jemaah Islamiya (JI) vinculado a Al Qaeda todavía estaban en actividad. JI es sospechoso de haber organizado el ataque de Bali, que dejó 202 muertos, incluyendo a 88 australianos.

El principal sospechoso de ese ataque fue juzgado en Indonesia esta semana. Australia emitió otra alerta específica para Indonesia el miércoles último.


Comentarios


Se extiende la alerta mundial por posibles atentados