Se firmó el decreto de desregulación de obras sociales

El gabinete nacional firmó ayer, con algunas modificaciones al proyecto original, el decreto de desregulación de obras sociales, disponiendo que un representante de las obras sociales participe en la conformación de las normas para la puesta en marcha del sistema.



El presidente De la Rúa "y todos sus ministros" firmaron ayer el decreto de desregulación de las obras sociales, por el cual los trabajadores en relación de dependencia adheridos al Sistema Nacional del Seguro de Salud podrán "ejercer su derecho de opción en la elección del prestador" a partir del 1 de enero próximo.

Según anunció ayer la ministra de Trabajo, Patricia Bullrich, al término de la reunión de gabinete en Olivos, tras varias controversias por el manejo de "las cajas de las obras sociales" el gobierno decidió introducir "cuatro modificaciones" al proyecto original cuya base es la obligación de los prestadores de brindar un Programa Médico Obligatorio (PMO).

Entre las modificaciones que mencionó la ministra figura una mayor participación de "las obras sociales, empresas prestadoras privadas y demás entidades que se puedan adherir" al sistema, en el debate para la confección de las normas regulatorias del nuevo esquema, que según ordenó ayer De la Rúa deberán estar listas "el 22 de diciembre" como última fecha.

Asimismo, se decidió "excluir al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI) del sistema de competencia y utilizar "sólo el 3 %" del Fondo Solidario de Redistribución para "financiar los gastos administrativos de la Superintendencia de Servicios de Salud.

Otra novedad que incorpora el decreto -que según admitió Chrystian Colombo "ya estaba firmado por el presidente" con anterioridad a su regreso de México y "sólo le faltaba la firma de todos los ministros"- es que parte de ese Fondo Solidario será destinado a "cubrir desequilibrios financieros" de obras sociales únicamente "por mora en los aportes".

El decreto establece además que con ese Fondo Solidario "se subsidiará automáticamente a aquellos beneficiarios que reciban menores ingresos, con el propósito de equiparar sus niveles de cobertura obligatoria".

Parte del Fondo Solidario, uno de los ejes de la discusión gobierno-sindicatos, también "se distribuirá automáticamente entre los agentes del Seguro de Salud que lo soliciten" para poder cumplir coberturas de "alta complejidad o elevado costo y baja frecuencia de utilización".

Hasta esa fecha, dijo la ministra, se efectuarán "consultas a todos los sectores interesados en adherirse", entre los que incluyó también a "hospitales y colegios médicos". Al dar a conocer estos cambios, Bullrich rechazó la posibilidad de que el sindicalismo realice un paro tal como había advertido, si la desregulación se llevaba adelante.

"El Gobierno no cree que vaya a haber un paro, porque acá las obras sociales y sobre todo las obras sociales de empleados de menores salarios van a estar totalmente beneficiadas con la libre competencia en materia de salud", aseguró.

Por su parte, el ministro de Salud, Héctor Lombardo, sostuvo que con el decreto la desregulación del sistema de salud "va a avanzar y creo que por primera vez en la historia va a existir la posibilidad cierta de garantizar a todos los habitantes del país una prestación médica adecuada".

Lombardo aclaró que la norma "no contiene cambios de fondo" respecto del original que en su momento había impulsado el ex vicepresidente Carlos Alvarez. Indicó que "sólo hay algunas cosas que se corrigen" (ver infografía) por ejemplo que "no ingresan el PAMI ni las obras sociales de las Fuerzas Armadas".

Al minuto de estampar las firmas, el sindicalista Moyano se hizo escuchar: acusó al gobierno de "entregar la salud de millones de argentinos a la voracidad de grupos tradicionales que han hambreado al pueblo argentino". (DyN, Télam)


Comentarios


Se firmó el decreto de desregulación de obras sociales