Se frenan los precios pero siguen lejos del bolsillo

El valor del m2 en dólares, en el centro neuquino, se duplicó del 2005 a la fecha.



1
#

2
#

mercado inmobiliario en la región

Al igual que en el 2007, Neuquén se ubicó entre las ciudades en las que menos crecieron los valores inmobiliarios en lo que va del 2011 (4%). Sin embargo, de acuerdo a un relevamiento efectuado por la consultora privada Reporte Inmobiliario en 24 ciudades del interior del país, la capital neuquina continúa siendo una de las ciudades más caras para comprar. El valor promedio del metro cuadrado para un departamento usado de dos ambientes en el centro es de 1.350 dólares. El primer lugar lo ocupa San Carlos de Bariloche, con una media de 1.645 dólares el metro cuadrado; seguida por otro destino turístico como lo es la ciudad de Mar del Plata, con 1.510 dólares. Asimismo, el informe señala que en Cipolletti el valor del metro cuadrado puede variar entre los 1.200 y 1.405 dólares. Si bien la tasa de crecimiento de esta ciudad duplicó la de su vecina en el 2011, una variación del 8% es la mitad del ritmo que mantuvo entre los años 2007 y 2009. En ese mismo período la capital de la provincia de Neuquén mostró una evolución positiva de los valores en torno al 30%; pero en los últimos dos años los valores se estacionaron, alcanzando una expansión de 10,6%. En estas dos ciudades el valor del metro cuadrado se encuentra estrechamente vinculado a la evolución de la actividad petrolera. Así, en épocas de repunte de la misma el efecto sobre el mercado inmobiliario es casi inmediato. En el caso particular de la ciudad de Cipolletti, un factor de crecimiento importante en los últimos años fue la creciente oferta educativa a nivel terciario y universitario. La radicación de sedes de distintas universidades del país provocó la afluencia de estudiantes desde el interior de las provincias de Río Negro y Neuquén en busca de alojamiento. La profundización de los controles cambiarios colaboraron en enfriar el mercado inmobiliario y seguramente va a tener un impacto negativo sobre las intenciones de construcción. El aumento experimentado por los costos de construcción es otro factor que presiona sobre el valor del metro cuadrado. El déficit habitacional, en especial para los sectores medios, y la idea arraigada en la mentalidad argentina del ladrillo como la inversión más segura influyen también en los altos valores inmobiliarios. Sin embargo se debe comparar la rentabilidad obtenida del 10% en pesos, producto de combinar un incremento del precio de las propiedades del 4% en dólares más una depreciación esperada del 5%, con otras alternativas de inversión como plazos fijos con tasas de hasta el 20% en pesos. De todas maneras, ambas inversiones implican una pérdida de valor real si consideramos la inflación esperada del 25% anual. De acuerdo al informe elaborado por Reporte Inmobiliario, los centros urbanos en los que menos se apreciaron los valores de departamentos el último año fueron: Santa Rosa (La Pampa) con un 1%, San Carlos de Bariloche (Río Negro) con un 3%, seguidas de San Juan capital y Neuquén capital, ambas con un 4%. Los mayores aumentos de la muestra se registraron en las ciudades de Posadas (24%), San Salvador de Jujuy (38%), San Fernando del Valle de Catamarca (20%) y San Miguel de Tucumán (19%).


Comentarios


Se frenan los precios pero siguen lejos del bolsillo