Se guardaron todo para el final

Las emociones llegaron en los últimos minutos.



CUTRAL CO (AZ).- Alianza lo empató en el último suspiro y se mantiene en la cima del grupo A del Argentino B. Deportivo Roca, que no había acumulado méritos para ganarlo, estuvo a punto de llevarse el premio mayor pero falló en el cierre y tuvo que conformarse con la igualdad.

El 1-1 final se festejó como un triunfo en el Coloso del barrio Ruca Quimey donde unas 2500 personas presenciaron el choque entre "celestes" y "naranjas".

El equipo del "Bambi" Flores fue superior durante la mayor parte del juego y no terminó sumando de a tres por su alarmante anemia ofensiva. En el primer tiempo forzó varios revolcones de Diego Gramaglia que le ahogó el grito a Lucas Valenzuela y José Zapata en dos ocasiones claras.

En la única falla del "Pájaro" apareció Podlesch para salvar sobre la línea un remate de Matías Aguirre que se colaba abajo.

Roca mostró muy poco. Apenas algunos remates de media distancia y la potencia de Diego Alvarez para encarar a la última línea local.

Sobre el cierre de la etapa llegó la polémica. Zapata empujó desde el piso una pelota a la red pero el pampeano Fabián Salinas marcó una supuesta falta.

En el complemento Alianza fue por más y tuvo varias para abrir la cuenta. Las más claras fueron un frentazo de Lucas Torres que devolvió el hori

zontal y un manotazo de Gramaglia para tirar una bocha al córner después de un toque de Zapata.

Casi en el cierre, Nicolás Paredes capturó un rebote en la puerta del área y encaró directo hacia Morales. Cuando el arquero intentó el achique la soltó contra el caño izquierdo y puso el 1 a 0.

Si el empate no era buen negocio, la derrota se transformaba en una pesadilla para el local que salió a quemar las naves contra el reloj y la impaciencia de la gente.

La igualdad fue una joyita de "Colo" Zapata. Recibió un pelotazo frontal en el borde del área y después de aguantar la marca, tiró un sombrero y definió abajo. Alianza buscó el milagro pero no hubo tiempo para más.

Alegría contenida

CUTRAL CO (AZ).- Los jugadores locales se quedaron con un sabor agridulce después del empate. Salvaron el invicto pero dejaron pasar una chance clara para cortarse al frente del grupo.

"Ellos encontraron un gol sobre el final y nos terminaron complicando, pero por suerte pudimos empatarlo. Hubiera sido una injusticia perderlo", dijo José Zapata.

También destacó las virtudes defensivas de la visita. "Tienen gente muy alta que cuando se cierren atrás es difícil entrarles", subrayó. De cara al futuro el volante destacó que "trabajaremos a pleno esta semana para traer un buen resultado frente a Bancruz".

Otro que redondeó una buena producción fue Bruno Weisser, quien deslizó que "nosotros buscamos desde el primer minuto, pero entre los palos, la mala suerte y los pases que erramos terminamos sólo logrando un empate". El ex Cipolletti jugó su primer partido de titular y reconoció que "todavía me falta algo de fútbol, pero quiero trabajar para darle una alegría a esta gente".

Uno de los responsables del resultado final fue Diego Gramaglia. El "Pájaro" tapó todo lo que le tiraron pero igual se quedó con bronca por la jugada del final que permitió el empate de Alianza.

"Ultimamente venimos con el paso cambiado, contra Centenario perdimos sobre la hora y acá nos empatan cuando teníamos el triunfo casi asegurado", explicó.


Comentarios


Se guardaron todo para el final