Se llevaron efectivo, balanzas y dos costillares



ALLEN (AA).- La inseguridad volvió a golpear al sector comercial de Allen. Ayer por la madrugada, desconocidos ingresaron a un mercado y se llevaron el cambio de la caja registradora, tres balanzas y dos costillares. Los delincuentes cortaron los barrotes de la reja e ingresaron por el frente del comercio.

Para Fabián Ferreira, propietario del mercado "Lo de mi viejo", ayer fue un día angustiante. Cuando ingresó a su local para iniciar la actividad descubrió que le habían robado. "Entramos con mi mamá y una empleada, vimos todas las cajas revueltas y me pareció raro. Después vi los freezers abiertos y me di cuenta de que me habían entrado a robar", describió.

Los delincuentes ingresaron al mercado por una pequeña ventana enrejada que está ubicada en el frente del local a unos dos metros de altura. Cortaron los barrotes de la reja y por un reducido espacio sustrajeron alrededor de 400 pesos de la caja registradora, dos costillares completos y tres balanzas digitales.

Los malvivientes actuaron con total impunidad, porque el mercado "Lo de mi viejo" se encuentra en la intersección de las calles Chocón y Juan Manuel de Rosas, justo en uno de los accesos a la zona Norte con mayor tránsito. "Nadie vio ni escuchó nada, tuvieron todo el tiempo para robar" agregó Ferreira.

Alrededor de las 11 de ayer el mercado permanecía cerrado debido a que se aguardaba la llegada del equipo de criminalística desde Roca. Ante este tipo de casos, los damnificados siempre tienen que esperar largas horas ya que Allen aún no cuenta con un grupo policial abocado a esa área.

"Acá en el negocio es la primera vez que me roban, pero parece que me agarraron de punto porque hace 15 días me robaron en mi casa, que está acá a la vuelta. Lo único que sé es que hay que seguir laburando y tomar precauciones. Justo esta semana iba a poner alarma", enfatizó el comerciante, quien además instó a la comunidad a dar aviso a la policía en caso de que alguien oferte sus balanzas.


Comentarios


Se llevaron efectivo, balanzas y dos costillares