Se llevaron plasmas, dinero y carne de un restaurante

El robo se produjo ayer a la madrugada en Cipolletti y los delincuentes rompieron un vidrio para ingresar. Habrían sido al menos tres personas. Desconectaron las cámaras de seguridad.



#

El asalto se produjo entre las 4 y las 7 de la madrugada de ayer. Los ladrones debieron haber utilizado un vehículo para llevarse el botín.

CIPOLLETTI (AC).- Les rompieron un vidrio lateral y les robaron de todo. Desde plasmas de 42 pulgadas y dinero, hasta unos 20 kilos de carne.

El hecho se registró en la madrugada de ayer en el restaurante “La Nonina”, ubicado en Mengelle 210 de Cipolletti.

Los delincuentes rompieron un vidrio que da sobre calle O'Higgins e ingresaron al salón de fiestas del lugar. Desde allí se trasladaron a la oficina y al restaurante, logrando un botín de “entre 30.000 y 35.000 pesos”, según estimó Nicolás Sepúlveda, uno de los dueños. Tenían seguro.

Los autores -no identificados aún- lograron apoderarse de dos plasmas de 42 pulgadas, dos computadoras completas con monitores de 19 pulgadas, un minicomponente con reproductor de DVD, una caja registradora y unos 20 kilos de carne (entre asado y cordero). También violentaron una caja fuerte y se llevaron unos 3.000 pesos.

Sepúlveda le dijo a “Río Negro” que el robo ocurrió entre las 4 de la madrugada, cuando él cerró el local, y las 7. A esa hora de la mañana la empleada que realiza la limpieza abrió el local y descubrió que faltaba “de todo”.

“Por lo menos fueron tres personas”, estimó Sepúlveda. Dijo que cuando instalaron los plasmas, hace apenas tres meses, tuvieron que levantarlos entre tres para poder colocarlos.

Los delincuentes tomaron todos los recaudos para tratar de no ser identificados: desconectaron las cámaras que filmaban los movimientos en las distintas dependencias del lugar y se llevaron la computadora madre donde quedaban los registros.

En estas máquinas se almacenaba además la información de la actividad del restaurante. “Algunos datos los teníamos guardados y se pueden recuperar, pero otros no”, se lamentó Sepúlveda.

El dueño cree que los sujetos tienen que haber estado adentro de las instalaciones “por lo menos durante una hora”. Dijo que en la oficina, “revolvieron todo”. Revisaron desde los estantes hasta los cajones.

En la huida, los ladrones perdieron en el salón de fiestas la tapa de la registradora que se llevaron.

El comisario Héctor González, de la Unidad Cuarta, expresó que se están haciendo las diligencias necesarias para tratar de identificar a los autores. Informó que le


Comentarios


Se llevaron plasmas, dinero y carne de un restaurante