Se negó a declarar el detenido por el crimen y violación en Núñez



BUENOS AIRES- Claudio Alvarez, procesado y detenido por el crimen de una mujer y la violación de su hija en Núñez, se negó a declarar por otro abuso cometido contra una joven en abril último en el mismo barrio, quien la semana pasada lo reconoció por fotos como su agresor.

En tanto, en una causa iniciada en otro juzgado por otra víctima, Alvarez fue sometido ayer a una rueda de personas, en la que no fue reconocido, según informó su defensor, Luis María Llaneza.

Alvarez fue trasladado ayer a la mañana a los tribunales de Talcahuano 550 para ser sometido a sendas diligencias en los juzgados de Instrucción 3 y 7, a cargo de las magistradas María Cecilia Perzan y María Cristina Bértola, respectivamente.

En el juzgado 3, Alvarez se negó a ser interrogado por Perzan en el marco de una causa por el abuso cometido en abril pasado contra una chica llamada Cinthia, quien lo acusa de haber sido la persona que la atrapó en la calle cuando estaba con una amiga, la obligó a practicarle sexo oral y luego le robó la cartera.

Si bien ese hecho estaba en otro juzgado, fue sumado a la causa más grave que se sigue contra Alvarez por la violación y asesinato cometidos en 11 de Setiembre al 3.500, de Núñez, el 3 del corriente.

El detenido se negó a declarar por consejo de su abogado, tras lo cual fue conducido al juzgado de Instrucción 7, donde se tramita otra causa por abuso deshonesto, para ser sometido a reconocimiento en rueda de personas. No obstante, explicó su defensor, Alvarez no fue reconocido por la víctima de ese hecho.

Contra Alvarez hay otra causa que se tramitó inicialmente en el juzgado a cargo de Gabriel Ghirlanda y que ahora fue sumada también al expediente principal que lleva adelante Perzan.

Se trata de un episodio del que fue víctima una chica llamada Sabrina, quien en agosto pasado fue interceptada por un hombre en la puerta de su edificio de Núñez y llevada por la fuerza hasta el interior. El agresor, al que la joven reconoció como Alvarez, no llegó a hacerle nada gracias a la aparición en escena del encargado del edificio, que provocó su huida.

Pero al denunciar el hecho en el juzgado de Ghirlanda, éste lo calificó como una tentativa de robo y no de abuso, por el cual procesó Alvarez, aunque no ordenó su inmediata detención, que dejó librada a una futura confirmación de la Cámara Penal. Ese hecho enardeció a los vecinos de Núñez, que denunciaron que fue culpa de ese juez que Alvarez estuviera libre y matara a la vecina de Núñez y violara a la hija adolescente de ésta. (Télam)


Comentarios


Se negó a declarar el detenido por el crimen y violación en Núñez