Se normaliza la situación en el norte de Neuquén



Mejoró el tiempo y fueron rehabilitadas las rutas provinciales 43 y 21

LAS OVEJAS / CHOS MALAL (ACHM).- Durante la jornada de ayer se rompió el aislamiento entre Chos Malal y el departamento Minas, como así también con la localidad de El Huecú, quedando habilitadas las rutas provinciales 43 y 21 que comunican estas localidades. El tiempo se presentaba inestable y existían probabilidades de nuevas lluvias.

En Chos Malal los evacuados y autoevacuados regresaban a sus viviendas, pero se hacía sentir la falta de agua por la rotura de un caño y por lo turbio que se presenta el río Curi Leuvú, lo que afectó la zona céntrica.

Ricardo Millán, responsable del Ente Provincial de Agua y Saneamiento, indicó que el problema fue solucionado en la víspera, pero indicó que existían dificultades con el canal norte, principal abastecedor de la planta, dado que el mismo se había embancado. De todas, el funcionario dijo que el servicio de agua potable estaba garantizado.

En las primeras horas de la mañana, y aprovechando que la lluvia había cesado, equipos y personal de la Dirección Provincial de Vialidad se abocaron a los trabajos de reparación del terraplén del segundo puente sobre el río Curi Leuvú, que había sido socavado por el agua obligando a la repartición vial a interrumpir el tránsito vehicular, el lunes por la noche.

Los intensos trabajos consistieron, básicamente, en el relleno del sector con tierra y piedras que posibilitaron habilitar la ruta provincial 43 al tránsito vehicular y romper el aislamiento que sufrían Andacollo, Huinganco, Los Miches, Las Ovejas, Varvarco, Manzano Amargo, Colo Michi Có y parajes ubicados en las adyacencias.

Los trabajadores viales lograron arreglar además esta ruta a la altura del paraje Negrete, que había quedado intransitable debido al desborde del río Nahueve y que mantuvo interrumpida la comunicación entre Andacollo y Las Ovejas.

La mejoría en el estado del tiempo posibilitó, además, reparar la ruta provincial 21 entre Loncopué y El Huecú, donde se encuentran ubicados los puentes Hualcupén y Pichinco donde el agua también produjo trastornos.

Arduos trabajos realizaron los empleados viales en distintas tramos de las rutas provinciales que resultaron dañadas por el intenso temporal de lluvia.

En la provincial 43, en el paraje El Manzanito, donde se encuentra ubicado el arroyo homónimo que es una vertiente natural, se debieron realizar reparaciones por cortes profundos.

En la ruta provincial 2, que une Chos Malal con Tricao Malal, se repararon alcantarillas que fueron sobrepasadas por el agua.

Según datos suministrados a "Río Negro" por Tito Poblete, responsable de la oficina de Evaluación de Recursos Sociedad Anónima (EVARSA), la lluvia caída en casi 30 horas superó los 80 milímetros, cuando la media anual está estimada en 300 milímetros.

El tiempo se presentaba frío en Chos Malal, haciéndose más intenso a medida que las localidades se encuentran más cercanas a la cordillera, por lo que el principal reclamo en todo el norte neuquino es la leña.

La crudeza con que se ha presentado el otoño hace temer una época invernal mucho más cruda que hasta ahora y la leña para las familias que viven dispersas en la vasta geografía del norte neuquino resulta más que importante.

Considerables distancias deben recorrer los lugareños para hacerse de un poco de leña para calefaccionar sus hogares, ante la inexistencia de la misma en los alrededores. (ver recuadro aparte)

Resulta un trabajo sacrificado en época de verano, pero lo es mucho más en invierno por las condiciones climáticas y máxime si se tiene en cuenta las nevadas de importancia que suelen registrarse en la zona, las que dejan cubiertos los campos haciendo más dificultosas las labores de extracción y recolección.

Pero el preciado recurso juega además un papel muy importante en las localidades en sí, dado que muchas no cuentan con gas natural y donde lo hay no todos los vecinos cuentan con recursos económicos para engancharse a la red.

Los municipios y comisiones de fomento de la zona norte reclamaban por el urgente envío de leña y también de nylon y chapas.

En Chos Malal se podía observar cuadrillas de empleados trabajando en forma intensa en distintos puntos de la ciudad en la limpieza de acequias y calles de pavimento que resultaron anegadas por piedras y gran cantidad de lodo.

Otro de los trabajos tienen que ver la reparación de calles de tierra, especialmente los accesos a distintos barrios, que sufrieron daños importantes por la formación de zanjas profundas.

En Chos Malal, los 60 evacuados que se encontraban en el albergue regresaron a sus hogares y también en esta localidad se insistía con las solicitudes de ayuda al gobierno provincial en chapas, nylon y víveres.

En Andacollo el intendente Víctor Sandoval declaró la "Emergencia climática". En comunicación con este medio aseguró que de persistir las condiciones climáticas adversas se debe pensar en los aislamientos, la imposibilidad de realizar derivaciones sanitarias vía terrestre, la escasez de combustible y leña y en las familias que resultan damnificadas por anegamientos en sus viviendas.


Comentarios


Se normaliza la situación en el norte de Neuquén