Se profundizan las medidas de fuerza del personal de Edersa

La empresa solicitó a Trabajo que dicte la conciliación obligatoria

#

Ayer se propuso una suba del 18%, pero fue rechazada.

CIPOLLETTI (AC).- La propuesta de aumento que realizó Edersa resultó "parcial e insuficiente" para los trabajadores, que decidieron profundizar las medidas de fuerza que están llevando adelante desde hace diez días. El paro se extendería al menos hasta el próximo miércoles, aunque anoche la Secretaría de Trabajo de la provincia analizaba dictar la conciliación obligatoria.

Sobre el mediodía de ayer se realizó una audiencia entre las partes, en la que la empresa propuso un aumento de sueldo de alrededor del 18 por ciento, lo que significa alrededor de 300 pesos por trabajador y menos del 50 por ciento de lo que estaban solicitando.

El ofrecimiento fue rechazado inmediatamente no sólo por insuficiente, sino además porque el mencionado aumento se financiaría con la reducción de un ítem especial que cobran los empleados, según informó el secretario del sindicato de Luz y Fuerza de Río Negro y Neuquén, Antonio D'Angelo.

El sindicalista también justificó el rechazo en que la empresa no se hizo eco del resto de los reclamos, como son la reformulación del convenio colectivo de trabajo para que los futuro aumentos se concreten por escala y no a través de suma fija, y los pedidos de mejorar las condiciones de trabajo.

"Nos ofrecen aumentar un porcentaje pero a partir de sacarnos plata de nuestro bolsillo. Sabemos que como el 100 por ciento de los trabajadores está adherido a la medida, hay muchos inconvenientes, pero no podemos seguir arriesgando la vida de los trabajadores", agregó D'Angelo. Sobre este punto contó que hay muchos vehículos que no cumplen con los mínimos requisitos de circulación, que hay grúas sin sus respectivas habilitaciones, que faltan elementos diarios de trabajo y que las guardias de reclamos funcionan con sólo un empleado, lo que "significa un riesgo muy grande para esa persona".


Comentarios


Se profundizan las medidas de fuerza del personal de Edersa