Se proyecta una buena temporada para la pera argentina

Los precios en la Unión Europea muestran un salto del 60% respecto del año anterior. Los bajos stock, clave en este escenario.



Buenas expectativas exportadoras para la presente temporada.

Distintos estudios dan cuenta de que la temporada de ultramar para la pera del Valle de Río Negro y Neuquén será buena tanto en precios como en volumen.

Las claves para llegar a esta conclusión se centran en los bajos niveles de peras que existen almacenados en los mercados del hemisferio norte. En el caso específico de la Unión Europea (UE) informes de la Asociación Mundial de Manzanas y Peras (WAPA siglas en inglés) señalan que los stocks de peras a diciembre pasado alcanzaban las 679.000 toneladas, cifra que refleja una caída interanual del orden del 25%.

En Italia, uno de los destinos más importantes hacia donde se dirige la oferta exportable del Valle, los stocks se desplomaron en torno al 57% lo que permite entrever un mercado limpio de fruta, una vez que desembarque allí la pera argentina.  Esto se debería reflejar en una mejora sobre los precios finales del producto.

El menor volumen de fruta en la UE también afectará el flujo de comercio con Rusia que, si bien el bloqueo continua y ningún país miembro puede exportar a este gigante euroasiático, realiza sus compras de fruta, triangulando, a través de terceros países.

En este contexto, dos mercados importantes para el Valle están mostrando una demanda activa que se ve reflejada en los valores que cotiza la pera.

Un reciente informe elaborado http://ismeamercati.it/ señala que “la tercera semana de enero para las peras de mesa terminó con un aumento en los precios promedio. Esto se determinó por la tendencia al alza observada en las áreas de Ferrara y Ravenna, donde una mejor entonación de la demanda, especialmente del extranjero, junto con una oferta global contenida, permitió a los operadores del sector avanzar en la revaluación de precios”.

Los valores de las distintas variedades de pera presentes en el mercado italiano saltaron cerca alrededor del 60% en términos anuales. El estudio de WAPA agrega que los stocks de dos variedades clave para el hemisferio sur que se producen en la UE, Abete Fetel y Conference, que son dos peras que se almacenan para vender en el invierno, cayeron sensiblemente: 63% la primera y 16% la segunda. 

Manzanas, para arriba

La disminución del 20% en la cosecha europea de manzana, determinó también una caída en los stocks en frío.

Según datos de WAPA, a diciembre pasado, algo más de 4,4 millones de toneladas de manzanas estaban almacenadas en las cámaras frigoríficas de la UE.

En Europa se espera un mercado limpio de manzana cuando ingrese la oferta del hemisferio sur.

Las expectativas positivas del mercado para el presente año comercial se basan sobre todo en los rendimientos promedio o por debajo de la media en todos los países productores y en la reducción significativa de la cosecha en Polonia debido a las heladas tardías.

Como consecuencia de la demanda constante y de la fuerte reducción de las cantidades, el precio de la manzana en toda Europa muestra una evolución positiva, remarca un reciente estudio de Frehplaza.com sobre esta especie en el mercado de la UE.


Los empresarios, sin financiamiento para salir a comprar fruta


Si bien se observa una demanda activa para la pera en el mercado europeo, las empresas regionales no muestran gran interés por la compra de esta especie. En principio, ofrecen a los productores valores similares a los de la temporada pasada. “Por una buena pera nos quieren pagar un piso de 20 centavos de dólar, por debajo de nuestros costos de producción”, sentenció un productor no integrado de Roca al ser consultado por el tema.

Desde el sector empresario aseguran que “no hay capital de trabajo para la compra y trabajar la fruta de terceros. Hoy a la fruta hay que agregarle más de ocho dólares por caja y ese dinero no está. A duras penas podemos con nuestra fruta”.

Son pocos los que quieren arriesgar. “Hoy el mercado está demandado, pero hay que ver como evoluciona. Si se cae, no estamos en condiciones de seguir perdiendo”, agregó la fuente.

“Tenemos que ir con pies de plomo. La situación del sector es muy complicada”, finalizó.

Datos clave

679.000
Son las toneladas de peras que hay en stock en la UE a diciembre del año pasado. Un 25% menos interanual.
45%
Promedio de la oferta exportable de pera argentina tiene destino final los mercados europeos y Rusia.

Comentarios


Se proyecta una buena temporada para la pera argentina