Se quedan sin proyecto laboral por falta de espacio

Son chicos especiales y en riesgo que fabrican ecoleños en Junín. No les prestaron un galpón para fabricarlos.

JUNIN DE LOS ANDES (ASM) Chicos discapacitados y en riesgo social, que junto a una docente de la Escuela Especial participan de un exitoso programa para fabricación de "ecoleños", han visto truncado el desarrollo del proyecto por la negativa de la institución a concederles el uso de un galpón y taller.

Ese inmueble, en parte, fue construido con fondos obtenidos por distintos premios otorgados al proyecto "Ecoleños". Así lo confirmó la docente María Teti, coordinadora de programa, que se inició en 1999 y culminó en 2003.

Sin embargo y desde entonces, los jóvenes y la educadora continuaron desarrollando el emprendimiento que se reveló como una salida laboral.

Con ese fin lograron que se les prestara un inmueble ubicado junto al Concejo de Junín de los Andes, donde funciona también una radio comunitaria.

Pero conforme los avances del trabajo, el local de reducidas dimensiones resultó inconveniente, por lo que solicitaron a la dirección de la Escuela Especial 9 que se les permitiera trabajar en un galpón ubicado en el predio del colegio.

Teti dijo que ese taller fue cons

truido con un premio de 10.000 pesos obtenido por el programa Ecoleños, y con aportes de la provincia que declaró el proyecto de interés.

Sin embargo, dijo Teti, la dirección de la Escuela Especial negó el uso de las instalaciones, por entender que el proyecto de investigación había llegado a su fin una vez obtenidos los resultados calóricos del preparado.

Los ecoleños son fabricados sobre la base de desperdicios de papeles de diarios, picados y mezclados con aserrín o con viruta.

Luego, se agrega cáscara de papa como aglutinante, se prensa el material y se deja secar en el interior de caños de PVC, que al cabo dan la forma similar a la de un leño.

Las investigaciones demostraron que, según los valores de mezcla, los ecoleños tienen un rendimiento calórico de entre 3.000 y 4.180 kilocalorías.

Un leño de quebracho colorado, de valor calórico óptimo, tiene un rendimiento de 4.500 kilocalorías, lo que permite señalar que el rendimiento de los ecoleños puede ser considerado satisfactorio y de muy bajo costo, por cuanto se confecciona a partir de desechos, explicó la educadora a este diario.

 

No estaban disponibles

 

"Río Negro" intentó ayer conocer también la opinión de los directivos de la Escuela Especial, pero desde ese establecimiento se informó telefónicamente que no estaban disponibles debido a distintas reuniones ya programadas.

El grupo que participa del proyecto está conformado por 12 jóvenes, varios de ellos con capacidades diferenciadas y otros en riesgo social.

Como se apuntó, la iniciativa continuó una vez concluido el programa en la escuela, cuando la docente -por pedido de los chicos y sus padres-, solicitó al municipio que se aprovechara el proyecto como una salida laboral.

Ahora, Teti dijo que se requirió la intervención del intendente Angel Herrera, del Deliberante y de las autoridades del ministerio de Educación, en procura de interceder para que se obtenga el galpón, imprescindible para desarrollar el trabajo ya en etapa de producción.


Comentarios


Se quedan sin proyecto laboral por falta de espacio