Se redujo 50% la cantidad de lluvia en el sur de Neuquén

Lo revela un informe de la Subsecretaría de Producción. La merma afecta el desarrollo sustentable de las pasturas.



#

Los establecimientos ganaderos sufren los efectos de la sequía. Foto: archivo.

REGIONALES

NEUQUÉN (AN).- En los últimos dos años, disminuyó más de 50% la cantidad de lluvia que se registró en los departamentos del sur de la provincia, de acuerdo a datos históricos que llevan los establecimientos agropecuarios de la zona. La cantidad de milímetros anuales que permitía un desarrollo sustentable de las pasturas, tanto de secano como de mallines, oscilaba entre los 350 y 400 milímetros anuales, con predominio de lluvias invernales, lo que daba un promedio mensual de 33 milímetros que en los últimos dos años se redujo un 50%.

Así se desprende de un informe oficial que elaboró la subsecretaría de Producción que fue elevado a la comisión de emergencia y desastre agropecuaria para justificar pedidos de exención impositiva para las empresas de la zona que finalmente fue aprobada el miércoles de la semana pasada.

Se indicó que los establecimientos ganaderos ubicados en Catan Lil, Collón Curá, Huiliches, Lácar y Los Lagos “vienen sufriendo los efectos de una prolongada sequía que, sumado al drástico efecto de las cenizas producto de la erupción del complejo volcánico Puyehue Cordón Caulle en junio de 2011, ha puesto en riesgo la actividad ganadera, puesto que las consecuencias trascienden a varios ciclos productivos”.

La situación de bajas precipitaciones -aludió el informe- y escasas nevadas, no solo ha provocado la degradación del recurso forrajero sino que también la marcada bajante hídrica de la cuenca territorial con disminución y desaparición de cauces superficiales y acuíferos subterráneos, “lo que agrava el escenario notablemente”. En la actividad pecuaria se contabilizó que la preñez en los bovinos pasó del 85/90% al 55/60%, la parición, por efecto de abortos y muerte perinatal se redujo del 70/75% al 45/59% y el destete bajó de 160/180 kilos a 110/140 kilos, en tanto que las categorías afectadas fueron las vaquillonas (antes de la primera parición) y las vacas (luego de la primera parición). En ovinos la mortalidad por baja condición corporal, ceguera y desgaste dentario aumentó del 5 al 35% y las categorías afectadas fueron las ovejas, borregas y corderos. La provincia declaró en julio de 2013 la emergencia y desastre agropecuario por extrema sequía por dos ciclos productivos y el 2 de junio de este año sancionó la ley 2913, que indica que la declaración puede prorrogarse por un año más a partir de mayo del año próximo.


Comentarios


Se redujo 50% la cantidad de lluvia en el sur de Neuquén