Se suman las voces contra la designación de jueces

La Legislatura tiene diez pliegos de candidatos a jueces para tratar. Mansilla, de Une, y Salgado, decano de Derecho, dicen que no pueden hacerlo. Rachid, en cambio, asegura que sí.



NEUQUEN (AN)- Unión de los Neuquinos le pedirá al Tribunal Superior de Justicia que retire las nominaciones de diez candidatos a jueces que esperan acuerdo legislativo para asumir en sus cargos. “Si los diputados les prestan acuerdo incurrirían en una ilegalidad”, afirmó Mariano Mansilla, ex convencional constituyente por Une.

En el mismo sentido opinó el decano de la facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Juan Manuel Salgado. “Serían jueces truchos” si recibieran acuerdo, afirmó. “Cualquier sentencia que dicten yo la apelaría hasta la Corte Suprema, porque fueron nombrados por un mecanismo que no contempla la Constitución”, añadió.

En el otro extremo se ubicó Horacio Rachid, diputado menemista-sobischista. Desde su óptica, la reforma constitucional “cambió el órgano de selección (de los magistrados), no así el de aprobación” de modo que no debería producirse ningún problema.

El debate se disparó porque el sábado pasado entró en vigencia la nueva Constitución provincial, que incorpora al Consejo de la Magistratura con la atribución de seleccionar a los candidatos a jueces. Antes, esa atribución la tenía el Tribunal Superior de Justicia. Tanto antes como ahora, los magistrados necesitan acuerdo de la Legislatura para asumir.

Antes de que la nueva Constitución entrara en vigencia, el TSJ envió a la Legislatura los pliegos de diez candidatos a jueces para ocupar cargos claves (ver aparte la lista completa).

En la sesión del jueves pasado, los bloques de la oposición intentaron que esos pliegos sean enviados al archivo pero el MPN y sus aliados se opusieron y los pasaron a comisión para estudiarlos.

Según el TSJ, el problema se produce porque no hay una cláusula transitoria en el texto constitucional que aclare cómo serán designados los jueces hasta que entre en funciones el Consejo de la Magistratura.

Por ahora nadie sabe cuándo entrará en funciones, porque necesita una ley que lo reglamente y por ahora ni siquiera está redactada como proyecto.

 

La cláusula transitoria

 

Ayer, Mansilla dijo que no se incluyó una cláusula transitoria de ese tipo para que los diputados se vean obligados a aprobar rápidamente la ley reglamentaria del Consejo de la Magistratura. Añadió que hasta que este organismo empiece a trabajar, no pueden designarse más jueces.

“Las vacantes pueden cubrirse con subrogancias y el servicio no se resentirá”, dijo.

Aclaró que “se resolvió en forma unánime que no hubiera cláusula transitoria. Y ahora que entró en vigencia la nueva Constitución, no hay otra forma de nombrar jueces que no sea a través del Consejo de la Magistratura”.

Reveló que le enviará una carta documento al TSJ “para que retire los candidatos que envió a la Legislatura”.

En similar sentido se pronunció Salgado, decano de la facultad y ex juez. “La Convención Constituyente tomó una decisión respecto de cómo tienen que ser designados los magistrados y nadie lo puede ignorar. Los diputados tienen que decir: 'a ver, acá tenemos el pliego de un juez. ¿Esto nos llega del Consejo de la Magistratura? No. Entonces no lo podemos tratar'. Y listo”.

En el mismo sentido, señaló que el TSJ “no puede ponerse a discutir de igual a igual las decisiones que tomaron los conven

cionales”.

También dijo que los candidatos a jueces postulados por el TSJ “no tienen derechos adquiridos. Si les prestan acuerdo van a ser jueces truchos”.

En la otra vereda, Rachid lamentó que el debate “está perturbando uno de los procesos históricamente más importantes del Poder Judicial, en el que la Legislatura ha participado y contribuido de modo notable”.

En un comunicado, indicó que “la reforma constitucional promulgada prevé el reemplazo de las funciones que ejercía el TSJ por un Consejo de la Magistratura, habiendo dejado en iguales condiciones la aprobación legislativa de los propuestos”.

“Es decir -indicó- ha cambiado el órgano jurisdicciona de selección, no así el de aprobación. Constitucional y técnicamente no debiera haber problema alguno de interpretación, ya que el órgano que seleccionaba, el TSJ, es a la vez control de constitucionalidad de leyes y procedimientos, por lo que el período de transición, aún sin cláusula transitoria, será perfectamente manejado por éste, es decir proveerá de nuevos acuerdos o no en función de su lectura constitucional de herramientas (Legislatura o Consejo) disponibles”.

“La actual oposición al tratamiento de acuerdos ya construidos desde antes de la finalización de la reforma es la histórica conducta obstruccionista del arco político enemigo de Jorge Sobisch”, afirmó Rachid. “La política de obstrucción, o lo que es lo mismo destrucción, de instituciones, sólo lleva a la anomia y la anarquía, perjudica a las sociedades organizadas, deteriora la calidad democrática y produce, como fin último quizás, las desvalorización de la política como herramienta de participación institucional de los ciudadanos”, concluyó.

LOS CANDIDATOS

NEUQUEN (AN)- Estos son los candidatos propuestos a jueces que esperan acuerdo legislativo:

•Daniel Vita, Andrés Arla y Cristina Novau, candidatos a camaristas en San Martín de los Andes.

•Diego Alonso, candidato a la Cámara de Apelaciones.

•Jorge Alberto Criado, candidato al juzgado de Instrucción 6.

•Gloria Lucero, a jueza de Instrucción 1.

•Félix Luis Azparren, a juez de Juicios Ejecutivos.

•María Victoria Bacci, también a jueza de Juicios Ejecutivos.

•Marisa Czajka, a jueza Correccional en Cutral Co.

•José Luis Ursagasti, a juez civil en Cutral Co.


Comentarios


Se suman las voces contra la designación de jueces