Se viene la clausura de comercios en Bariloche

La medida está sujeta a la aprobación del Concejo municipal. Correrá para aquellos negocios que adeuden la tasa de Inspección, Seguridad e Higiene. Hasta ahora sólo se aplican multas.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los inspectores municipales podrán clausurar los comercios que adeuden la tasa de Inspección, Seguridad e Higiene si el Concejo municipal aprueba esta semana la reforma tributaria que reclamó con urgencia el intendente Alberto Icare.

Hasta ahora el municipio sólo tiene atribuciones para aplicar multas o retirar una habilitación pero no clausurar locales.

La mayor dureza sancionatoria servirá, a juicio del Ejecutivo, para mejorar la recaudación de tasas y desalentar el altísimo nivel de incumplimiento. La iniciativa fue propiciada también por el Soyem, que desde hace tiempo viene reclamando más severidad con los evasores.

El proyecto de ordenanza fue presentado ayer por el Ejecutivo y los concejales lo debatirán hoy en la comisión de Economía, con la posibilidad de acordar su aprobación en la sesión del jueves.

Los colaboradores de Icare también trabajaban contra reloj para llevar a la misma mesa otro proyecto destinado a imponer una tasa diferencial de servicios municipales a los grandes generadores de basura.

El apuro por contar cuanto antes con estas ordenanzas se debe a la necesidad imperiosa del municipio por aumentar los ingresos propios y cerrar el déficit presupuestario que le impide afrontar deudas con proveedores y pagar los sueldos.

El presidente de la comisión de Economía del Concejo, Jorge Temporetti, evaluó que la inclusión la clausura de comercios como figura sancionatoria conseguirá el consenso de los ediles. De todos modos algunos de ellos tendrían reparos sobre su viabilidad legal y no levantarán la mano antes de contar con un dictamen de la asesora letrada del cuerpo, Alejandra Autelitano.

El artículo 6 del proyecto señala que “será facultad de los inspectores del departamento Tributario, previa intimación de pago fehaciente, la clausura de los locales comerciales que adeuden más de dos períodos consecutivos y/o tres alternados en concepto de tasa por Inspección, Seguridad e Higiene y/o derecho de Publicidad y Propaganda”.

Esa clausura “preventiva” podría luego ser confirmada o no por el juzgado de faltas y será revocada cuando el contribuyente acredite el pago reclamado.

Otros artículos prevén un aumento generalizado del 50 por ciento para los derechos y contribuciones contenidos en la ordenanza tarifaria, salvo las tasas comerciales, la de servicios y las multas. También establece fórmulas para acordar facilidades de pago, impone una nueva escala de multas de tránsito y cambia la zonificación urbana a fin de corregir las distorsiones que hasta hoy mantienen a distintos barrios residenciales como zona rural.

Por su parte, el proyecto aún en elaboración busca imponer una tasa diferencial a los hoteles, supermercados y otros generadores de basura en gran escala.

Según la ordenanza vigente pagan lo mismo que cualquier parcela de su barrio por la tasa de servicios y la modificación apuntará a cobrarles un monto extra. La sobretasa alcanzaría a unos 150 contribuyentes y reportará a la tesorería municipal unos 12.000 pesos mensuales.

Temporetti reconoció que los cambios tendrán un impacto recaudatorio apreciable y que la medida “más fuerte” es la clausura. Consideró que la herramienta es justa porque está velando por el cumplimiento de una tasa “que tiene relación directa con la rentabilidad”.

La reforma que se aprobaría de apuro esta semana dejará para un análisis más profundo las nuevas ordenanzas fiscal y tarifaria.

Temporetti consideró una vez más que lo necesario sería diseñar de nuevo la tasa de servicios, con una zonificación más ajustada y una fórmula “polinómica” para calcular los montos que responda a la capacidad contributiva del titular de cada parcela.


Comentarios


Se viene la clausura de comercios en Bariloche