Se vivieron escenas dramáticas en el siniestro: la región prestó su ayuda



ALLEN (AA).- La densa columna de humo negro se apoderó ayer al mediodía del cielo en la región, y la incertidumbre y preocupación corrió como reguero de pólvora en toda la zona.

Incluso, y pese a las advertencias policiales en los numerosos puestos de control que se habilitaron para despejar el paso a la planta de las unidades de ayuda, fueron muchos los curiosos que se acercaron hasta allí exclusivamente para mirar qué sucedía.

Los municipios de casi todas las ciudades del Alto Valle colaboraron enviando camiones cisternas -hasta la comuna de Cervantes-, las dotaciones de bomberos fueron completas y entre todos montaron una guardia para controlar las llamas.

Desde Roca, hasta el intendente, Carlos Soria, se subió a su camioneta -en medio del ajetreado día de votación de las internas justicialistas de ayer- y manejó hasta la planta.

La estación de bombeo de Oldelval está ubicada a más de una decena de kilómetros del casco urbano roquense -se accede por el camino que conduce a Casa de Piedra-.

Desde Allen, la distancia es similar.

Notas asociadas: Dantesco incendio paralizó el bombeo de crudo de la región  

Notas asociadas: Dantesco incendio paralizó el bombeo de crudo de la región  


Comentarios


Se vivieron escenas dramáticas en el siniestro: la región prestó su ayuda