Secretaria K ratifica sus denuncias ante la Justicia



#

Miriam Quiroga dejó a salvo al gobernador Daniel Peralta.(Foto: Gentileza )

Miriam Quiroga, exsecretaria de Documentación de Néstor Kirchner, dijo ayer en la Justicia que en una oportunidad Daniel Muñoz, exsecretario presidencial, le mostró un bolso en el que le dijo “son verdes”, en referencia a dólares, informaron fuentes judiciales. Su declaración no agregó mucho más de lo que ya había declarado en el programa del periodista Jorge Lanata. “Mirá cuánto pesa, son verdes”, le dijo Muñoz mostrándole un bolso de cuero marrón, según declaró la mujer como testigo ante el juez federal Luis Rodríguez en la causa que se inició por sus dichos en televisión sobre la existencia de bolsos con plata en la Casa Rosada durante la presidencia de Kirchner. “¿No sobra algo para mí?”, recordó Quiroga que le dijo a Muñoz, y este le respondió: “No, están bien contados por el jefe”, en referencia a que el dinero era de Kirchner. En tanto, Quiroga contó que un exfuncionario del gobierno –cuyo nombre no trascendió– le dijo que sabía que era habitual que se llevaran bolsos de dinero a Santa Cruz, ante lo cual fuentes judiciales adelantaron a DyN será citado a declarar. Quiroga refirió que Kirchner tenía maltratos físicos y psíquicos con Muñoz y con otros funcionarios. También dijo que nunca vio bolsos con dinero en los vuelos que hizo con Kirchner o Muñoz, ni vio a otros funcionarios en esas circunstancias ni escuchó comentarios al respecto, antes las preguntas del juez y del fiscal, que fueron más de 100. En esa línea le preguntaron si le constaba que los empresarios Lázaro Báez, Cristóbal López y Enrique Eskenazi hayan participado de hechos de corrupción y Quiroga contestó que no. En la causa también se investiga por presunto lavado de dinero al gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta; a Muñoz y a su mujer, Carolina Pochetti (sobrina de Peralta), por un entramado de empresas, pero Quiroga dijo que no conoce a ninguna de las compañías que le nombraron. (DyN)


Comentarios


Secretaria K ratifica sus denuncias ante la Justicia