Secuestran 1.500 kilos en un quiosco de Neuquén



NEUQUÉN (AN).- Un total de 1.500 kilos de pirotecnia fueron secuestrados el lunes por la noche en un céntrico quiosco que no sólo carecía de la habilitación para su venta, sino que además los mantenía acopiados en un depósito no adecuado para elementos inflamables. En cerca de dos semanas ya son 3.000 la cantidad de kilos de pirotecnia que decomisaron los inspectores.

El operativo tuvo lugar en el pequeño quiosco ubicado en Mitre 157, en medio de las ferias persas del Bajo, en donde los inspectores primero detectaron la venta de los fuegos artificiales en la vereda. "Nos encontramos con que tenían una cantidad de elementos impresionante, pero lo peor es que muchos estaban en mal estado y varios fueron llevados por las autoridades del Registro Nacional de Armas (Renar) para analizarlos porque no son elementos habituales", indicó el director de Espectáculos y Vía Pública, Mauro Espinoza.

El funcionario explicó que "encontramos paquetes tipo baterías, que estaban rotos y que de encenderlos podrían causar daños, pero lo peor fueron unas especies de molotov envueltas en papel madera que ni la gente del Renar había visto antes y que podrían ser clandestinas y muy peligrosas". El operativo se realizó en conjunto con agentes del Renar y de Defensa Civil y culminó con el traslado de todos los materiales a un polvorín de Centenario, en donde la comuna ya dispuso 3.000 kilos de pirotecnia.

"La causa está ahora en manos del juez de Faltas que deberá determinar qué se hace y qué multa aplicar", indicó Espinoza a la vez que señaló que "si bien éste es el operativo más grande que hemos realizado, los mayores problemas los estamos teniendo con la venta en la calle y no sólo en el centro". El funcionario detalló que "hay comercios que tienen la habilitación pero que ponen los productos en la calle".


Comentarios


Secuestran 1.500 kilos en un quiosco de Neuquén