Seguirán el diálogo con las petroleras

LA PAZ.- El gobierno boliviano anunció la continuación de las negociaciones con las multinacionales petroleras mañana tras sortear una grave crisis provocada por la dimisión del ministro que en mayo nacionalizó los hidrocarburos y revertir una resolución que afectó a la brasileña Petrobras.

Las discusiones serán reanudadas mañana con Andina, filial boliviana de la española-argentina Repsol-YPF, y proseguirán la siguiente semana con la francesa Total y la británica British Gas. Las negociaciones con Petrobras sobre el contrato de compra-venta de gas, que incluye el rubro de los precios que Bolivia quiere reajustar, serán retomadas el 29 de septiembre, en Santa Cruz, según las autoridades del sector.

Las pláticas acerca de la adecuación de las actividades de producción y refinación al decreto de nacionalización, momentáneamente estancadas por su complejidad, están previstas para el 9 de octubre.

Esta reunión debía realizarse el viernes, pero fue diferida a pedido del ministro de Energía y Minas de Brasil, Silas Rondeau, cuando estallaron las protestas

brasileñas a causa de una resolución del Ministerio boliviano de Hidrocarburos que afectaba las refinerías de Petrobras.

Según el viceministro de Exploración y Producción, Guillermo Aruquipa, un indígena cercano al presidente Evo Morales, la dimisión el viernes del ministro de Hidrocarburos, Andrés Soliz, no afectará el proceso nacionalizador. "Independientemente de los actores de esta política se va a llevar nomás adelante (...) y probablemente haya unas variaciones en la priorización de los temas, pero la política en sí del sector va a continuar independientemente de las personas", sostuvo Aruquipa.

Soliz renunció aparentemente por discrepancias con el gobierno que decidió "congelar" el jueves una resolución de su despacho por la cual la estatal petrolera YPFB tomaba el control de dos refinerías administradas por Petrobras y el monopolio de la comercialización de los hidrocarburos. Fuerte impulsor de la nacionalización, Santos Ramírez, actual presidente del Senado, dijo que se continuará con "una línea, una decisión invariable de nuestro gobierno porque el pueblo ha determinado" seguir el proceso.


Comentarios


Seguirán el diálogo con las petroleras