Seguirán en Buenos Aires la discusión sobre salarios de la poda



ROCA (AR).- Un llamado de último momento descomprimió el malestar entre los trabajadores rurales de la región. Sin poder cerrar la discusión por la escala salarial para la actividad de poda, para este año, las autoridades del gremio Uatre lograron que la paritaria que se viene realizando en la región desde los últimos meses, sea “trasladada” a Buenos Aires. Ellos pidieron que el tema se trate en la Comisión Nacional de Trabajo Agrario, y esperan que la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, la presida. José Liguén, titular del gremio que agrupa a los obreros rurales en Río Negro y Neuquén, confirmó que en los últimos días, prácticamente cuando en un plenario de secretarios generales del sindicato se definían medidas de acción directa, sonó su teléfono y desde la sede regional del Ministerio de Trabajo de la Nación, trataron de poner paños fríos y confirmaron que la discusión continuará en Buenos Aires. La novedad, trasladada a oídos de los rurales, por Jorge Stopiello -el director regional austral de Trabajo- descomprimió la tensión y sumió a los trabajadores en un nuevo compás de espera. “Ahora sólo nos queda esperar. Stopiello llamó y dijo que nuestro expediente lo tiene Álvaro Ruiz, en el seno de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA) y, si bien no nos dio fecha, nos dijo que en la segunda semana de julio, posiblemente entre el 12 y el 15, vamos a reunirnos para tratar de consensuar”, explicó Liguén. De tal modo, en el último plenario de secretarios generales, que se realizó en la sede del gremio en Neuquén, se acordó “esperar a ver qué pasa”. “Hicimos siete reuniones paritarias en la región sin avances, así que ya no había nada que hacer. El compromiso en esto -aclaró el dirigente- es que los mismos paritarios vamos a ir para allá a discutir el tema, junto con los empresarios y los productores, sólo que con la intervención de la CNTA”. Hace varias semanas La negociación por los salarios de poda arrancó hace varias semanas pero se estancó, prácticamente, desde el vamos. Los obreros plantearon una exigencia de 39,5% de suba para la presente temporada, y los empleadores -Federación de Productores de Río Negro y Neuquén, y CAFI- la rechazaron. En los últimos encuentros se habló de un pedido de incremento de alrededor del 35%, pero tanto los representantes del sector primario como los del sector empresario expresaron la “imposibilidad” de absorber dicho aumento. Desde el gremio se solicitó entonces trasladar la paritaria a Buenos Aires.


Comentarios


Seguirán en Buenos Aires la discusión sobre salarios de la poda