Seguirán los beneficios inmobiliarios para familias pobres



VIEDMA (AV)- La Legislatura rionegrina prorrogará la norma que otorga facilidades en la escrituración de inmuebles pertenecientes a familias carenciadas. Los trámites podrán realizarse hasta el 31 de diciembre de 2.004, según una iniciativa ratificatoria que fue enviada recientemente al parlamento rionegrino.

Este beneficio que data de hace dos años, surgió como respuesta a la problemática habitacional, que a criterio del autor de la iniciativa Alfredo Lasalle (Alianza), "hoy se ve agravada por la profunda crisis económica que vivimos tornándose este tipo de beneficios, actuales y necesarios para llevar un poco de tranquilidad a los hogares más golpeados".

Por sucesivas normas esta posibilidad fue extendida en el tiempo y, según la legislación vigente, su vencimiento operará el 31 de diciembre de este año, por lo que el autor impulsó una nueva ampliación del plazo para brindar a sus destinatarios la posibilidad de acceder a un título que les "dé seguridad jurídica a su derecho a una vivienda digna", señaló el parlamentario.

La normativa establece que podrán acogerse al régimen los propietarios de inmuebles cuya superficie cubierta no exceda los 80 metros cuadrados y la construcción de la vivienda sea considerada -a los efectos de la determinación del impuesto inmobiliario- de segunda categoría o inferior que no se encuentren comprendidos en los planes del IPPV y FONAVI.

Deberán acreditar que el destino del inmueble es única vivienda y exclusiva del grupo familiar, que no sea propietario de otros inmuebles y disponer de un ingreso familiar mensual no superior a los 1.300 pesos.

La verificación de las condiciones establecidas estará a cargo de las autoridades municipales dentro de cuya demarcación se encuentre el inmueble, la que expedirá la correspondiente certificación constatando la calidad del beneficiario solicitante, quien por su parte deberá acreditar su identidad con documento expedido por autoridad nacional.

Dentro de los 15 días de la expedición de la certificación municipal, el beneficiario deberá solicitar personalmente o por carta certificada ante el Colegio Notarial de Río Negro, la designación de un notario con competencia territorial sobre el inmueble a fin de gestionar el otorgamiento de la escritura traslativa de dominio a su favor.

La nueva norma prevé como único honorario aplicable para este tipo de actos, el equivalente a dos Fides (Unidad de medida que poseen los escribanos y equivalen a 50 pesos cada uno). A esto habrá que sumarle unos pocos pesos para asumir el costos de los formularios y sellados que pueden alcanzar 35 pesos en total.


Comentarios


Seguirán los beneficios inmobiliarios para familias pobres