Según el juez, "existían riesgos y por eso se procedió de esa manera"



El juez Alberto Cariatore, titular del juzgado de Instrucción y de Familia Nº 20 de esta ciudad, justificó el operativo que se realizó en la vivienda de la familia Santini, al señalar que "existían riesgos" hacia la integridad de las personas y "por eso se procedió de esa manera", en relación a la cuestionada actuación del BORA. Por otra parte, remarcó que intervino para dar cumplimiento a la orden de un juzgado de La Pampa, donde solicitaba la restitución de los pequeños al padre "y no es mi competencia cuestionarle al juez su fallo. Ahora la madre se debe presentar ante ese juez para pedir la marcha atrás".

–¿Se justificaba el BORA para cumplir con la orden?.

–Empecemos por el principio. Yo el día 7 (de marzo) recibo un oficio. Ese mismo día hice venir a la madre acá para conversar sobre el tema y explicarle lo que tenía que hacer. Le expliqué cómo podía hacerse de una manera o de otra, se podía hacer por las buenas o por las malas, pero había que hacerlo. Entre tanto fue Claudia Vesprini (secretaria del juzgado de familia) a la casa a ver si le podían entregar los chicos; pero no hubo manera de que entraran en razones. A las 19 de la tarde fui personalmente a la casa y me encontré que había varias personas en la casa. En principio no le dí importancia, pero después me dí cuenta que estaban para resistir, porque cuando agarré la puerta y dije 'voy a entrar' me sacaron a mí y al policía para atrás. Después hasta las 22 hubo una situación bastante tensa, tratando de explicar que la orden se debía cumplir de una u otra manera, y la respuesta que obtuve es si 'vas a entrar por la fuerza, te voy a esperar con la escopeta'.

– ¿Eso lo llevó a decir 'hay que entrar con el BORA'?.

– No, no. Se dejó pasar el miércoles y jueves, ese último día envié una médica que me informó que los chicos no estaban y que tuvo que mandarlos a buscar, y que no sabían dónde estaban.

– ¿Había un acuerdo escrito de que los chicos debía permanecer en esa casa?.

– Hubo un acuerdo de que los chicos se iban a quedar ahí. Me dijeron que no me hiciera problemas, que eran gente de bien.

– ¿La amenaza de utilización del uso de armas lo llevó a convocar el BORA?.

– Eso sumado al alto riesgo que tenía de que se los llevaran, porque a la medianoche del jueves recibí una llamada telefónica de la policía, que la madre quería hablar conmigo. Yo la llamé y me dijo que iba a entregar a los chicos al juez de La Pampa. Le pedí que no hiciera eso y que los entregara acá.

– ¿No se evalúa el impacto psicológico en los chicos que puede generar el accionar para cumplir esta medida?

–El impacto psicológico siempre se evalúa, porque estas son siempre situaciones muy traumáticas. Pero mayor trauma se genera a partir de la resistencia de la familia. Yo pude haber utilizado la fuerza, pero más trauma le causa la resistencia de los padres que le decían al chico 'decile que tu papá esto, que tu papá lo otro'; y no es que el chico lo dijera, sino que lo fogoneaban de atrás. Si hay una situación conflictiva entre marido y mujer, lo más lógico es que no recaiga en los chicos, porque son los que más sufren". (AVR)


Comentarios


Según el juez, "existían riesgos y por eso se procedió de esa manera"