Según un experto, las revelaciones de Wikileaks perjudican a la crisis de Corea



Las revelaciones de los despachos diplomáticos sobre Corea del Norte han causado “destrozos”, según declaró a dpa en Seúl un experto en la península asiática, que actualmente atraviesa una grave crisis política por el enfrentamiento abierto entre Pyongyang y Seúl.

En opinión del director de proyectos de la Fundación Friedrich Nauman en Corea, Walter Klitz, las revelaciones de Wikileaks de la parte china “causarán mucho revuelo en Corea del Norte”, dijo. Se trata sobre todo de las conclusiones de un destacado funcionario chino, que dijo que el régimen norcoreano es un “niño malcriado” o la especulación de que el régimen tiene una posibilidad de sobrevivir si el hombre fuerte del país, Kim Jong Il, muere.

Justo en momentos en que la situación está más tensa que nunca, las reveleciones de los documentos diplomáticos ayudan más bien poco. “Ya no sirve el proceso de acercamiento entre Corea del Norte y del Sur que sería deseable”, dijo Klitz. El gobierno comunista de Corea del Norte, ampliamente aislado, se sentirá así reforzado en su política. “Corea del Norte se siente continuamente provocada y subjetivamente se ve continuamente expuesta a enfrentamientos”, añadió Klitz.

En los despachos de diplomáticos estadounidenses, el viceministro chino de Asuntos Exteriores, He Yafei, es citado tras una prueba de misiles norcoreanos en abril de 2009 diciendo que que Corea del Norte quiere conversaciones directas con Estados Unidos y se comporta como un “niño malcriado” para llamar la atención de los “adultos”.

En otros documentos se afirma, según fuentes surcoreanas, que China estaría a favor de una reunificación de la península coreana bajo control de Corea del Sur. Los documentos de Wikileaks salen a la luz una semana después del ataque militar norcoreano a una isla surcoreana en el mar Amarillo, en el que murieron dos soldados y dos civiles.

“Es devastador leer conversaciones confidenciales entre China y Estados Unidos en la prensa”, considera Klitz. Las conversaciones entre diplomáticos deberían ser confidenciales. El analista considera que las revelaciones tendrán “una dimensión política, pues ahora se ha permitido el acceso a la opinión pública a unas informaciones que les permite incidir en la política y no en un sentido positivo”. Eso podría dar alas a los mandatarios norcoreanos, pues “podrían deducir que China y Estados Unidos tienen (en realidad) otras intenciones”. Pyongyang podría decir ahora: “Ya no estamos interesados en dialogar”.

Agencia DPA


Comentarios


Según un experto, las revelaciones de Wikileaks perjudican a la crisis de Corea