Segunda absolución para Montecino en un mes

Salió airoso de dos juicios orales por homicidios.



ROCA (AR).- Un joven será absuelto luego que el fiscal de la Cámara Segunda del Crimen, Edgardo Rodríguez Trejo, consideró que no había elementos suficientes para pedir condena.

El imputado es Rubén Oscar Montecino, quien fue juzgado por el brutal asesinato de Eduardo Uribe, un muchacho que el 22 de agosto de 2004 fue mortalmente herido de nueve puñaladas.

Este fue el segundo juicio por homicidio que tuvo que enfrentar Montecino en menos de un mes, ya que el 1 de octubre pasado también fue absuelto por la muerte de Angel “El Correntino” Montenegro, quien fue muerto a golpes y posteriormente su cuerpo descuartizado y quemado.

Ambos homicidios ocurrieron en Roca y conmocionaron a los vecinos, ya que además de la saña empleada, en los dos homicidios estuvieron imputados Montecino y Pablo Maripil. Sin embargo, este último joven fue encontrado ahorcado en su celda de la alcaidía roquense el 7 de abril pasado, antes de que comenzaran los juicios en su contra.

En ambos debates, los testigos recargaron las culpas en Maripil, y desligaron cualquier responsabilidad de Montecino.

En la audiencia realizada ayer en la Cámara Segunda, se escuchó al último testigo que estaba programado, quien no aportó demasiado, y además de no haber comprometido la situación de Montecino, incurrió en algunas contradicciones.

Durante las audiencias, varios testigos aseguraron que vieron portar un arma blanca a Maripil, pero no al imputado Montecino.

Incluso, el médico forense confirmó que Uribe recibió nueve puñaladas -una de ellas fue causal de muerte- y que todas fueron realizadas con el mismo cuchillo, descartando de esta manera la posibilidad de que el ataque se hubiera concretado con armas diferentes.

Tras el pedido de absolución de Rodríguez Trejo, l defensora oficial Gabriela Labat se adhirió a los argumentos del Ministerio Fiscal, y luego no ocultó su conformidad indicando que “no hubo pruebas concretas en contra de mi defendido. Incluso el grupo que estaba con Uribe (la víctima fatal) vio a Maripil con un cuchillo en la mano”.

Montecino recuperó su libertad ayer mismo por la tarde, y si bien tiene por delante otros dos juicios, son por delitos excarcelables.

Uno de ellos es por un robo, que comenzará el 2 de noviembre, y el restante por un hurto cuyo juicio se realizaría en mayo del año próximo.

El crimen de Uribe tuvo una saña impresionante, ya que un grupo de jóvenes, entre los que estaban Maripil y Montecino, intentó entrar a un cumpleaños al que no estaban invitados. La fiesta se realizaba en una vivienda ubicada en San Juan y Halcón, de Roca.

Uribe fue quien les dijo que no podían ingresar, y se desató una brutal e inesperada reacción.

La víctima fue arrastrada por el medio de la calle por unos 80 metros, mientras recibía golpes de puños y patadas. Pero lo peor estaba por venir, cuando repentinamente recibió nueve puñaladas, la mayoría en la espalda y mientras estaba en el piso.

El joven malherido fue trasladado de urgencia al hospital, pero las heridas eran tan graves que falleció antes de llegar al nosocomio local.


Comentarios


Segunda absolución para Montecino en un mes