Seis casos de psitacosis se detectaron en SAO

La aves enfermas serán retiradas por personal sanitario.





#

Sólo dos personas estuvieron internadas unas horas en observación. Insisten en que es una dolencia controlable.

SAN ANTONIO OESTE (ASA).- En los últimos días seis casos de psitacosis se habrían registrado en la localidad, una enfermedad producida por una bacteria que las aves aquejadas por un cuadro de stress les trasmiten a los seres humanos.

Aunque todavía no pudo confirmarse ese diagnóstico (que se formalizará esta semana cuando se conozcan los resultados de las muestras de sangre) los médicos no poseen dudas de que se trata de esta dolencia. De hecho, todos los pacientes que recibieron tratamiento ya están restablecidos.

A partir del primer caso, que se conoció el jueves pasado, los profesionales del Hospital Aníbal Serra comenzaron a reunir información y dieron con el desencadenante de estos episodios. Es que la mayoría de los que manifestaron síntomas de esta enfermedad tenían como mascota cotorras que le habían comprado a un vendedor proveniente de Conesa, que se movilizaba en un Peugeot rojo. Este sujeto vendió entre finales de noviembre y diciembre del año pasado cerca de mil ejemplares de esta especie que no contarían con los controles de salubridad adecuados. Las mismas no sólo fueron adquiridas de manera directa por particulares sino también por una veterinaria de esta ciudad, que en las próximas horas sería sancionada por Senasa por no haber respetado las exigencias sanitarias para la compra de aves.

La psitacosis no se contagia de persona a persona, y sólo puede ser adquirida por aquellos que posean como mascota un ave en cautiverio. Ocurre que las condiciones de encierro y hacinamiento son las que pueden desencadenar que la clamidia psittaci (bacteria que naturalmente los pájaros poseen en su tracto digestivo) les provoque esta dolencia. Las secreciones oculares y la materia fecal son el vehículo de este mal, por eso cuando estas secreciones se secan las bacterias se dispersan en el aire.

En los humanos los síntomas son fiebre alta, dolor de cabeza y malestar general. En el caso de las aves las que padecen esta enfermedad pueden evidenciar decaimiento, falta de apetito y diarrea.

“Hasta ahora los casos que tuvimos recibieron medicación y tratamiento ambulatorio, solo dos de ellos pasaron internados algunas horas en observación, pero es importante que la gente sepa que es una dolencia controlable” dijo Mercedes Iberó, la directora del hospital de San Antonio.

Iberó descartó también que haya existido una muerte, como se rumoreaba. “Hubo un sujeto que falleció por neumonía, complicada por un cuadro coronario de base, pero nada que ver con estos casos”.

Por otra parte desde sanidad animal el veterinario Arnaldo Calabró manifestó que los que hayan adquirido estas aves “no las suelten, porque si están enfermas contagiarán a otras especies”. Calabró pidió que se comuniquen al Hospital, al (0234) 422917, para que un agente sanitario pase a retirar al animal y lo ponga en cautiverio.


Comentarios


Seis casos de psitacosis se detectaron en SAO