Semana complicada para el SPLIF





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB)- Los bomberos del SPLIF recibieron con alivio la llegada de un frente húmedo y frío a la región luego de una semana de intenso trabajo en el que debieron sofocar más de 200 incendios de distinta magnitud.

Al sofocante calor (hubo varios días de más de 30 grados) se sumaron la escasa humedad y la prolongada sequía, que entre el lunes y el viernes pasados llevaron los índices de peligrosidad de incendios a la categoría "muy alto", la máxima de la escala.

El jefe del SPLIF en Bariloche, Roberto Molina, señaló que la tarea fue muy exigente pero que la experiencia les indica que no deben despreocuparse cuando el clima les da un respiro, porque es cuando más gente empieza a realizar quemas de restos forestales, a pesar de que están prohibidas hasta el 31 de marzo.

Dijo también que en la última semana el incendio más importante fue el que se registró en cercanías del paraje Ñirihuau, desde las vías del ferrocarril hacia el Sur, y que afectó unas 100 hectáreas de pastizales resecos.

El mayor número de focos se concentró en las riberas del arroyo Ñireco y el río Ñirihuau, adonde concurren grupos de chicos a refrescarse, luego encienden fuego en la orilla y escapan cuando ven que no lo pueden controlar.

Según Molina, la semana pasada fue la de mayor riesgo de incendios en lo que va de la temporada y el daño resultante sin dudas fue menor al que hubiera podido darse en la misma situación hace unos pocos años, cuando los recursos y la organización eran muy inferiores.


Comentarios


Semana complicada para el SPLIF