Senillosa suma presos de otras ciudades del país

Es consecuencia del convenio que se firmó con Nación para usar un sector.

Neuquén

NEUQUÉN (AN).- Desde hace algunos días la cárcel de Senillosa se encuentra plenamente en funcionamiento dado que desde el Servicio Penitenciario Federal se trasladó a los primeros 16 internos al sector de máxima seguridad que funciona como un anexo especial de la Unidad 9. La mudanza de los nuevos internos se dará en forma paulatina dado que de momento el traslado se realiza en forma voluntaria, ya que para la gran mayoría de los presos implica dejar de tener contacto con su familia. La habilitación del Anexo Senillosa se dio a cinco meses de que el ministro de Seguridad de la Nación, Julio Alak, firmara el convenio de arrendamiento con el gobierno neuquino para que sea el Servicio Penitenciario Federal el que administre ese sector de la colonia penal, que está dividido del sector que desde 2013 es utilizado por la policía y la justicia provincial. En ese convenio se pautó que en total serán 150 los presos federales que se albergarán allí, priorizándose en todos los casos a aquellos que se encuentran en etapa de resocialización. “Ya contamos con unos 16 internos que voluntariamente se han trasladado a Senillosa desde todos lados del país y estamos esperando a algunos más”, explicó a “Río Negro” la delegada de la Procuración Penitenciaria de la Nación, Ximena García Spitzer. La funcionaria detalló que “es un proceso lento, que se vayan enterando de las buenas condiciones que hay en esta cárcel para que decidan pedir voluntariamente el traslado a un lugar tan alejado”. Por disposición del Servicio Penitenciario la cárcel de Senillosa funcionará como un anexo de la Prisión Regional del Sur, más conocida como Unidad 9, y estará destinada a albergar a ofensores sexuales, convirtiéndose así en la primera cárcel federal de ese tipo. Esta determinación apunta a responder al perfil de baja peligrosidad solicitado por el gobierno provincial, una característica que posee la mayoría de los ofensores sexuales. Este sector de la cárcel de Senillosa estaba finalizando desde 2007 pero nunca había sido utilizado. Es por esto que desde el Servicio Penitenciario Federal se realizaron múltiples tareas de puesta a punto, más la construcción de cuatro torres de control y un ingreso separado de la cárcel provincial. Desde el gobierno nacional se dispuso además del personal necesario y se destinó al Anexo Senillosa un equipo de cuatro médicos, docentes y un taller laboral para 50 reos. El convenio con el gobierno neuquino contempla una especie de alquiler por un mínimo de cinco años, para lo cual el gobierno nacional le abonará a la provincia 300.000 pesos por mes.

Cada celda de la cárcel de Senillosa tendrá un intercomunicador para que el reo pueda hablar con el celador sin gritar. Baño privado habrá en cada una de las celdas, una comodidad que no existe en la Unidad 9. Las cámaras de seguridad funcionan sin puntos ciegos. La calefacción es por losa radiante, algo que en el complejo del Parque Industrial de Neuquén no existe.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora